HISTORIA DE INTERNET

Luis Ángel Fernández Hermana: "Enredando fue la primera red social"

El periodista reúne en dos volúmenes ocho años de reflexiones sobre internet

Luis Ángel Fernández Hermana, con su libro.

Luis Ángel Fernández Hermana, con su libro.

Se lee en minutos

CARMEN JANÉ / Barcelona

Luis Ángel Fernández Hermanafue uno de los pioneros de internet en Catalunya, y casi en España. Periodista científico, descubrió en la red desde sus inicios y lo contó en laspáginas de EL PERIÓDICO, donde fue el primer director de la edición digital, y después desdeEnredando, revista digital, donde cada martes publicó un editorial durante ocho años sobre cómo evolucionaba internet y contaba lo que pasaba en el mundo. Ahora reúne estos ocho años de crónicas semanales enHistoria viva de internet,un libro en dos volúmenes que publica en papel la editorial UOC.

--Fuiste el primero que habló de internet en Catalunya. ¿Cómo se veía entonces?

--Era raro que alguien tuviera el mundo en su ordenador. En la redacción como mucho se acercaban al teletipo y yo los tenía todos y además servicios que no conocía nadie. Era un rango de información que entraba en un paisaje nuevo que el periodismo no entró a comprender. Ha habido una posición gremial de defensa del mundo de la información porque internet ponía en cuestión la labor del periodismo.

--¿Cómo ves ahora los medios digitales?

--Ha sido una constante mirar a Estados Unidos para ver qué hacían, con la contradicción de que no tenemos la cultura de EEUU de pagar por la información de calidad. Nuestro entorno es distinto. No hay un solo medio impreso que haya liderado una iniciativa en internet que haya sido seguida de forma masiva por los internautas.Yahoo, GoogleoFacebook tienen sus propias reglas. Internet ha cambiado todo en la vida de las personas. Antes solo los medios de comunicación éramos muy poderosos porque teníamos el altavoz. Ahora el resto de la sociedad también se ha construido el altavoz.

--¿Cómo ha crecido internet en Catalunya?

--Catalunya fue pionera de internet en Europa, porque Compuserve tenía servidores aquí. Lo que ha pasado no es tanto que Catalunya se haya quedado atrás sino que los demás se han puesto a la par. Pero sí que es cierto que en la última década, se ha producido un retroceso porque iniciativas sociales no se han configurado como sociedad de la información. Se han perdido oportunidades como Localret o la Administració Oberta. Internet ha crecido en usuarios pero su uso para hacer cosas sigue siendo bajo.

--¿No ha habido la idea de que parte de los ciudadanos podían quedarse fuera?

--No hay problema. Si a una mujer de Pakistán que no sabía si iba a tener luz en su aldea le dices que va a poder hablar con su familia a través de Skype, no ve ningún problema y lo adopta rápidamente. Si vas a la parada del autobús y puedes saber cuánto va a tardar en pasar, pues tampoco. Hemos tardado en llegar. Pero ha habido iniciativas muy interesantes, como Locomotora, una herramienta de participación ciudadana que impulsó el Tecnocampus de Mataró en el 2001 y en la que se discutieron políticas durante nueve meses.

--Enredando fue pionera pero tampoco se entendió mucho. ¿Has tenido la sensación de haber llegado demasiado pronto?

--Me lo han dicho siempre. Hay un aforismo polaco que dice que muchos de los que se adelantaron a su tiempo tuvieron que esperarlo en sitios poco cómodos. En muchas cosas íbamos muy por delante. Yo era de internet, un país donde ocurren muchas cosas pero que cuando desconectas ya no existe. Por una parte te sientes más solo que la una, y por otra estás aprendiendo muchísimo. Enredando se hundió, aparte de por problemas de gestión y financiación, porque cada vez teníamos que hacer más cosas. Tuvimos que construir una plataforma para gestionar redes de conocimiento que nadie sabía cómo se hacía. La primera vez que aparecen las redes sociales las hicimos nosotros, en noviembre del 98. Teníamos un foro, reseñas, resúmenes de todo lo que se comentaba, eran auténticas comunidades virtuales. MySpace salió en el 2005 y Facebook solo se centraba en contactos.

--¿Hay herederos de ese espíritu de destilar conocimiento? ¿Podría ser Twitter?

--Twitter es una herramienta de comunicación pero no procesa la información. Hay un agujero negro digital que ha hecho perderse cuatro quintas partes de la información de internet. Adquirir información y conocimiento para actuar con el mundo no lo da Twitter. Hay muchas iniciativas en el mundo que han construido procesos para gestionar conocimiento.

Noticias relacionadas

--¿Es eso lo que le ha faltado al 15-M?

--El 15-M no ha acabado de cuajar por la falta de una red que articule lo aprendido. Los medios sociales son muy fáciles, pero cómo organizamos la información con la que el ciudadano toma decisiones es más complejo. Y de eso se han dado cuenta tanto los del 15-M como una multinacional. Se trata de cómo producir conocimiento para actuar en el mundo. Llegar a todas partes ya no es el problema, el problema es qué estamos comunicando.