AUTORIZACIÓN APLAZADA

EEUU frena la venta del primer salmón transgénico para consumo humano

El comité asesor de la FDA exige a la empresa fabricante más estudios sobre posibles efectos

El pez crece mucho más rápido y alcanza un tamaño mayor gracias a un gen "importado" de otra variedad

2
Se lee en minutos
ANTONIO MADRIDEJOS

La FDA, la agencia de control de alimentos y medicamentos de Estados Unidos, ha decidido a última hora no aprobar la comercialización para consumo humano de una variedad de salmón transgénico tras recibir un dictamen en contra elaborado por un grupo de expertos independientes. Los especialistas sostienen que las pruebas aportadas por la empresa fabricante no son suficientes para garantizar que el animal no es perjudicial para la salud humana o el medioambiente. El salmón Aquabounty crece el doble de rápido que el salmón atlántico convencional y su tamaño es también mayor.

"Hemos dicho que se necesitan más estudios", ha declarado David Senior, profesor de veterinaria de la Universidad de Luisiana y presidente del comité de 14 expertos consultados por la FDA. Los especialistas argumentan que no hay datos suficientes que permitan asegurar que comer este tipo de pescado no causa reacciones alérgicas o que la fuga accidental de estos animales a medios naturales no tendría consecuencias nefastas para la biodiversidad de la zona.

Los expertos también sostienen que, debido al parecido con los salmones salvajes, los compradores tendrán dificultades para saber cuál están adquiriendo. Las reglas actuales de la FDA solo exigen una etiqueta cuando hay una diferencia sustancial en el resultado final del producto.

Consejo tenido en cuenta

La agencia alimentaria no está obligada a seguir las recomendaciones de sus comités consultivos, pero generalmente las atiende. Si se autorizara la comercialización del salmón transgénico, fabricado por la empresa Aquabounty (http://www.aquabounty.com) Technologies, sería el primer animal genéticamente modificado que podría terminar en la mesa de los consumidores de Estados Unidos. No obstante, incluso en el caso de una aprobación rápida, el salmón no llegaría a los mercados hasta dentro de tres años.

Evaluación confusa

Los laboratorios de la FDA ya efectuaron su propia evaluación de los méritos y riesgos de este salmón y concluyeron a principios de septiembre que era seguro para el consumo humano y el medio ambiente. "Este salmón es tan seguro para el consumo como los salmones convencionales del Atlántico", escribió la FDA en una declaración emitida el 3 de septiembre en su página web. "No hay una certeza razonable de que el consumo de alimentos provenientes de este animal sea perjudicial para la salud", agregó.

Noticias relacionadas

El doble de rápido

El salmón Aquabounty alcanza el tamaño adulto entre los 16 y 18 meses, en lugar de los 30 meses dell salmón normal del Atlántico, gracias a un gen que produce una hormona de crecimiento importado del salmón Chinook, una especie del Pacífico. Según la compañía que lo ha desarrollado, mantiene el mismo sabor, la misma textura y las mismas propiedades nutricionales -incluido los ácidos grasos omega 3- que su pariente silvestre.