04 jul 2020

Ir a contenido

    CISMA MUNICIPAL

    El alcalde de Bellvei alaba el prostíbulo del pueblo

    RAFAEL MORALES
    BELLVEI DEL PENEDÈS

    El debate para aprobar las obras de ampliación solicitadas por el prostíbulo Club Estel de Bellvei (Baix Penedès) abrió la caja de los truenos en el último pleno municipal. Ante las protestas de la oposición, el alcalde, Josep Fonts (CiU), alegó que el local es «una la mejores empresas que hay en el polígono», según explicó ayer la portavoz socialista, Núria Güell.

    La argumentación del alcalde se produjo a raíz de la postura contraria de los socialistas a la socilitud del Club Estel para hacer una ampliación de habitaciones «como hotel-pensión». La oposición también criticó que el ayuntamiento, gobernado por CiU y PP, aceptara que el prostíbulo patrocinara la fiesta mayor y se anunciara en el programa.

    Güell exigió una rectificación por «la burla a unas mujeres que son víctimas de esta forma de esclavitud» y señaló que la concejala de Cultura, Elisa Vidal (CiU), dijo que las prostitutas «están legalizadas y trabajan porque quieren». El Club Estel, en la N-340, es famoso en la zona. Tiene página en internet y se anuncia como un establecimiento «reconocido en todo el mundo por su seriedad, honradez y discreción».