EN MADRID

"El coche no está": alerta por una banda que ya "ha robado un centenar" de vehículos en Ciudad Pegaso

Los ladrones actúan "a plena luz del día y con impunidad", denuncian los vecinos. Una de las víctimas ha recibido multas por infracciones que los delincuentes están cometiendo con su coche

Estas son las imágenes de uno de los vehículos sustraídos circulando por Torrejón de Ardoz una semana después

Una foto del barrio de noche, "sin iluminación", y algunos de los vehículos destrozados.

Una foto del barrio de noche, "sin iluminación", y algunos de los vehículos destrozados. / Sucesos

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

"¿Dónde dices que has aparcado?". "Pues, en esta calle, ahí…". "No, no lo veo...". "¡El coche no está!". Incredulidad, enfado, frustración… y sobre todo, decepción. Es la cadena de sentimientos que se despertaron en Jorge, uno de los vecinos de Ciudad Pegaso (barrio de San Blas-Canillejas, Madrid) cuando descubrió que alguien le había robado su furgoneta. Lo mismo le ocurrió a Lola cuando su marido le dijo: "no te asustes, pero el coche no está". Idéntico sentimiento sintió Juan Manuel, aunque a él se lo robaron en su cara. No era de noche, y vio a los ladrones actuar. Lo hicieron a las 10:30 horas, en la plaza del barrio, a pleno sol. Mediante engaño le hicieron bajar del vehículo y en cuestión de segundos vio como se iban con él.

El de Jorge, Lola y Juanma no son casos aislados. Las víctimas en Ciudad Pegaso, según afirman los vecinos de este barrio obrero de Madrid, superan la centena. Llevan dos años denunciando inseguridad, desde 2022, pero en los últimos meses (abril, mayo y junio), cuentan, la cifra se ha incrementado.

Algunos vehículos aparecen destrozados, les faltan piezas. Otros desaparecen del todo. Los dueños no han vuelto a ver su vehículo jamás. No es aleatorio, "creo que saben lo que hacen y saben a quién roban", denuncia Jorge. "En mi caso, fue la única vez que el coche no estaba en el garaje". Consultada por este periódico, la policía afirma que en dicho barrio se han registrado tres denuncias de sustracción de vehículo completo en el último mes y medio. Se suman las interpuestas por hurto de piezas, o robos en el interior de los mismos, pero señalan no hay ninguna alerta activa en dicha zona por tener una problemática especial.

"Te puedo decir, sin exagerar, que se cuentan de media dos robos de coches a la semana", lamenta Jorge. Lola asiente, "perfectamente… podemos decir que nos han robado a más de cien vecinos". Actúan a cualquier hora: de noche y sin ser vistos o al descuido, a plena luz del día, delante del dueño y sin pestañear.

Algunos de los vehículos sustraidos a los vecinos de Ciudad Pegaso (Madrid).

Algunos de los vehículos sustraídos a los vecinos de Ciudad Pegaso (Madrid). / Sucesos

Con nocturnidad

"Yo fui de los primeros", explica Jorge al portal de sucesos e investigación de este grupo editorial. A él le robaron de noche. "Yo tenía una furgoneta, una Peugeot Rifter". En el barrio había cinco como la suya. "Han robado las cinco", ninguna está ya.

"Yo tengo plaza de garaje, me robaron la única vez que no la utilicé". Ocurrió en 2022, su caso abrió una veda que no se ha cerrado, al contrario, se ha incrementado, dos años después. "Llegaba con la compra, cargado, con la niña, que estaba mala… y vi un hueco cerca de casa, así que lo aparqué ahí. Pensaba bajar a aparcarlo dentro del garaje, pero me dio pereza ya por la noche...". Lo meto mañana por la mañana, pensó. "Cuando llegué por la mañana el coche ya no estaba. Mi pareja me preguntó dónde lo había aparcado… se lo dije, en esta calle, y nada, no estaba ya".

"Me robaron el coche, el carrito del niño y las dos sillas de retención infantil", lamenta Lola, una vecina del barrio afectado

"De película", reconstruye Lola. "El mío, mismo modelo, Peugeot también, me lo robaron este mes de abril". La mujer amaneció hace dos meses con la peor de las noticias: era una víctima más.

"En su momento me contactó Jorge, me dijo que estaban robando coches... que él tenía el mismo modelo que el nuestro, que hace tres meses, además, robaron otra Peugeot... que tuviéramos cuidado. Bueno, a partir de ese momento nos ponemos en alerta", reconstruye Lola. "Tanto que instalo un contracorrientes, le pongo un cepo...". Pasó el tiempo, "y pensé: se han ido, ya no van a robar". Lo hicieron, su coche es uno más. Y antes de llevárselo tuvo un "aviso": una madrugada le rompieron los cristales y robaron lo que había en su interior. "El 5 de abril se lo llevaron del todo", lamenta Lola.

"Mi marido bajó al perro a las diez de la noche, el coche estaba, y cuando volvió a bajarlo a las 7:30 horas, no estaba ya"

"El día antes lo aparqué, puse el cepo", su sistema de protección, "y recuerdo que pensé: aquí como le pongan ruedines sí que se lo llevan, pero me dije Lola, como van a robarlo con cepo... relájate", reconstruye la mujer.

"Mi marido bajó al perro a las diez de la noche, el coche estaba, y cuando volvió a bajarlo a las 7:30 horas, no estaba ya. Recuerdo que me dijo: no te asustes, el coche no está". Lola se quedó sin palabras. "¿Cómo se lo llevaron? No lo sé. Sí sé que mi barrio tiene un grave problema de seguridad. No es uno ni dos. Son cien... Todo empieza tornarse muy inseguro. Tengo un bebé y un niño de cuatro años y me da miedo hasta pasear".

En el interior del vehículo, el día del robo, Lola tenía las sillitas de retención infantil pues tiene dos niños pequeños. En el maletero tenía el carrito del bebé. Se lo llevaron todo. "El mío ha sido uno más, una entre el centenar de denuncias que hay. Se han llevado coches completos y otros por piezas, el volante, el catalizador...".

Después del de Lola, llegó el de Juan Manuel. A plena luz del día y delante de él, el 24 de abril.

Algunos de los vehículos de los vecinos de Ciudad Pegaso que han ido amaneciendo destrozados.

Algunos de los vehículos de los vecinos de Ciudad Pegaso que han ido amaneciendo destrozados. / Sucesos

"Se te han caído las llaves"

La escena es la siguiente. Dos personas, mínimo: uno está subido en un monovolumen, cerca de la víctima, por si algo se tuerce; el otro es el ladrón ejecutor. De esta manera arranca, casi siempre, su otro método de robo: el engaño y descuido, a plena luz del día y delante del dueño. El ladrón da un golpe al vehículo, el conductor, que acaba de montarse en su coche, no arranca. "Se te ha caído dinero y las llaves", me dijeron a mí. Se llama Juan Manuel, y es una víctima más.

"Me engañaron, tal cual", lamenta el hombre. "Utilizan la técnica del engaño y son profesionales...". Juanma, a las 10:30 horas, se subió a su coche, aparcado en la plaza del barrio, para ir a trabajar. "Llevaba mi herramienta, iba con mi soplete, mis cosas de fontanería y albañilería...". Cuando se sentó en su coche, un hombre le dijo que se le había caído dinero y unas llaves. Previamente, el ladrón había tirado al suelo unas monedas y un llavero cerca de él. "Cuando bajé a mirar, porque al ver eso en el suelo pensé que lo mismo sí que eran mías...". Ocurrió. "Le di la espalda, y en ese momento se montó en mi coche y se marchó".

Visto y no visto. Acelerón. Rabia, frustración y un roto importante: "se llevaron mi coche, que utilizo para trabajar, mi herramienta, y me engañaron como un niño pequeño, de verdad".

El mismo método usaron con Cristina. Cuando se bajó de su coche para comprobar que las llaves eran suyas, el ladrón se subió, arrancó violentamente y se lo llevó. Al hacerlo, se saltó el paso de peatones sin detenerse. El mismo paso de peatones por el que, curiosamente, pasaba Lola con su bebé.

Multas de tráfico

"Denuncié y de nada ha servido", lamenta Juan Manuel. Que ha vivido momentos surrealistas después. Hasta la fecha ha recibido tres multas de tráfico, posteriores al robo, por un coche que ya no tiene él. "Encima, son multas de aparcamiento", explica, "multas por no haber pagado la zona azul". Le asaltan una gran duda: "¿a esa persona que le pone la multa... no le salta ningún indicativo de que ese coche es robado? No me lo puedo creer".

La sorpresa fue mayor cuando recibió, por una investigación personal, un vídeo de su coche en movimiento. "Es mi vehículo circulando por Torrejón una semana después de denunciar la sustracción". No hay duda, en las imágenes, bajo estas líneas, se ve como alguien circula con él.

Oleada de robos de coches en Madrid: uno de los turismos robados cazado circulando una semana después

Sucesos

Según ha podido saber este medio, el conductor - no identificado- aparcó junto a una chatarrería de la citada localidad y "siguió a su nueva víctima hasta ahí". Cuando esta se bajó, el ladrón abrió su coche, "le robó aparatos que había comprado" y los metió en el coche de Juan Manuel.

Un problema de seguridad

Los robos de coches, disparados según sus víctimas, no son lo único que han puesto en jaque a los vecinos de este barrio de Madrid. "Tenemos un gran problema y tenemos miedo", es el sentir. "Los delincuentes saben que hay total impunidad", lamentan.

En las últimas horas, en el grupo de vecinos, entra una alerta nueva: "robo hace un rato en la calle Ocho, en una vivienda. Los ladrones se descolgaron del tejado con un arnés y entraron en una vivienda...". Miedo y caos. "De película, una vez más".

Asustados, preocupados, ruegan que alguien se hago cargo. "Necesitamos un plan de choque efectivo, real, estructural. No consiste en patrullar, poner helicópteros en un momento puntual... porque no se soluciona. Está claro que nadie va a robar delante de ellos si se patrulla más, es real... Pero, ¿y cuando se vayan?". Quieren volver a ser el barrio que siempre fue, "tranquilo, seguro, una especie de pueblo... dentro de Madrid".