Operación policial

Ocho detenidos y 24 mujeres liberadas en Mallorca en una operación contra la explotación sexual

Las víctimas eran obligadas a ejercer la prostitución en pisos durante 24 horas al día y seis días a la semana

La Policía libera en Mallorca a 24 mujeres explotadas sexualmente en pisos de citas

Agencia ATLAS

EP

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Agentes de la Policía Nacional han detenido a ocho personas y liberado a 24 mujeres en el desmantelamiento de una organización criminal que, presuntamente, las explotaba sexualmente en diversos municipios de Mallorca, además de dedicarse a la venta de droga.

Las mujeres, de origen latinoamericano en la mayoría de los casos, eran obligadas a ejercer la prostitución durante 24 horas al día y seis días a la semana, en unos pisos de citas en los que vivían hacinadas en habitaciones de reducidas dimensiones y en condiciones insalubres, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado este martes.

La investigación policial dio comienzo gracias a la denuncia presentada por una víctima de trata de seres humanos que permitió a los agentes, después de múltiples pesquisas, determinar la existencia de un posible entramado criminal de origen brasileño, que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres en situación de vulnerabilidad, en pisos de citas de diferentes localidades de la isla.

Los investigadores pudieron establecer que la organización criminal captaba a las víctimas a través de anuncios publicados en internet con los que atraía a mujeres en situación de necesidad o de gran vulnerabilidad que residían en España o en sus países de origen.

El entramado desarrollaba su actividad en cuatro pisos ubicados en las localidades de Inca, Alcúdia y Muro, donde las mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución en condiciones abusivas, según Policía.

En detalle, trabajaban durante las 24 horas del día con un única jornada de descanso a la semana, sólo tenían derecho al 50 por ciento del dinero que obtenían por los servicios sexuales realizados y eran obligadas a formalizar un supuesto contrato de subarrendamiento de una habitación por 250 euros semanales, aunque lo que realmente alquilaban era una cama en una habitación insalubre y de reducido tamaño donde vivían hacinadas con otras mujeres, han añadido desde Policía.

La red desarticulada publicaba los servicios sexuales que ofrecían sus víctimas a través de diversas páginas web de contactos sexuales y las llamadas de los potenciales clientes eran atendidas por los propios explotadores.

Además de trabajar en los pisos regentados por la organización, las mujeres estaban obligadas a prestar esos servicios en los domicilios de los clientes o en hoteles si éstos así lo solicitaban, lo que se conoce como servicios 'escort'.

Los agentes han podido determinar que el entramado delincuencial no sólo se lucraba con la prostitución, sino que también se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, a los clientes que lo demandaran.

En los seis registros domiciliarios efectuados se han intervenido 35.800 euros en efectivo, dos vehículos, ocho gramos de cocaína, cuatro gramos de cocaína rosa, cinco teléfonos móviles y diversa documentación relacionada con la actividad ilegal.

Durante la operación policial se ha contado con la colaboración de las ONG Operation Underground Railroad (OUR) y Amar Dragoste.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, para el que el cuerpo tiene abiertos diversos canales de denuncia anónima.