Agresión sexual

Un Juzgado de Violencia de Género de Murcia tramita la primera violación a un hombre trans

La víctima denunció que su exnovio, con una orden de alejamiento, la secuestró en su coche en El Raal y la agredió sexualmente

Un Juzgado de Violencia de Género de Murcia tramita la primera violación a un hombre trans
4
Se lee en minutos
Ana Lucas

Un Juzgado de Violencia de Género de Murcia investiga la primera agresión sexual denunciada en la Región en la que la víctima es un hombre trans: aunque nació con vagina y fue registrada como persona de sexo femenino, manifestó su deseo de ser un varón, lleva tiempo hormonándose y ya ha cambiado en su DNI el nombre a uno masculino.

La agresión sexual denunciada por esta persona habría tenido lugar el 21 de enero. Según su testimonio, cuando acudió al cuartel a denunciar lo que le había pasado, su exnovio la habría secuestrado con su coche cuando caminaba por la población murciana de El Raal. En el interior del automóvil, precisó la víctima, habría tenido lugar la violación, con penetración. Cuatro días después, la víctima puso su caso en conocimiento del Instituto Armado, indican fuentes cercanas al caso.

El asunto quedó en manos de la Policía Judicial de Beniel. Dado que el sospechoso de la agresión, un hombre llamado Juan José S.N., estaba plenamente identificado por la víctima, los investigadores tardaron apenas horas en localizarlo y detenerlo.

Además de la agresión sexual con penetración, se le imputaba un delito de quebrantamiento de condena, ya que este individuo tenía una orden de alejamiento del hombre trans.

Tras una noche en el calabozo de la Benemérita, el sospechoso, así como las diligencias efectuadas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Violencia de Género Nº 2 de Murcia el pasado viernes. Los investigadores lo llevaron a este juzgado, dado que víctima y presunto agresor habían sido pareja.

De la citada Ciudad de la Justicia este hombre salió en libertad con cargos con obligación de comparecer en los juzgados siempre que se le requiera. Asimismo, se dictó una orden de protección para la víctima.

Se da la circunstancia de que ya se habían dictado medidas (las que, presuntamente, Juan José S.N. habría quebrantado) por un juzgado de Albacete, provincia en la que reside la víctima. Pero entonces el caso también comenzó a tramitarse en la Región.

Según indican fuentes judiciales, esta circunstancia tuvo lugar hace casi un año. Entonces, el Juzgado de Violencia de Género de Murcia que se encontraba de guardia cuando recibió este asunto se inhibió en favor del Juzgado de Albacete no solo por una cuestión del domicilio, sino porque consideró que no se trataba de un caso de violencia machista, al ser la víctima un varón.

Fuentes judiciales apuntaron a este diario que, cuando el Juzgado de Instrucción de Albacete recibió esta causa, quiso devolverlo a Violencia de Género. Desde este juzgado se informó de que no se trataba de un episodio de violencia machista, dado que la víctima manifestaba que era un varón, mostraba documentación en la que figuraba con género masculino y en dependencias judiciales se reafirmó en que era hombre.

Es la primera vez que estos juzgados se encontraban con un asunto similar. El forense que vio entonces a la víctima determinó que no era una mujer: pese a ello, se consultó a la Sala y la causa se quedó en Violencia de Género. 

"Sería un contrasentido"

Dado que la agresión denunciada se habría cometido cuando la víctima ya consta con género masculino legalmente, «sería un contrasentido poner la protección de violencia de género a un hombre que insiste en que es hombre», tal y como hacen hincapié fuentes judiciales. 

La violación denunciada ahora de momento se ha tramitado en Murcia, lo cual no significa que la causa no vuelva a ser remitida a la vecina provincia manchega.

De momento, el Juzgado de Violencia de Género ha pedido que la víctima sea vista por un profesional forense del Instituto de Medicina Legal, a fin de determinar si sufre disforia de género.

Noticias relacionadas

Se considera que tienen disforia de género aquellas personas que tienen claro que su sexo biológico no coincide con su identidad de género y padecen, a raíz de ello, afecciones de salud mental que pueden llegar a ser graves y llevarles a la depresión. Es lo que antes se denominaba trastorno de identidad de género.

En 2021, el caso de dos individuos que violaron a otro hombre al que habían acogido en una casa abandonada de Cabezo de Torres que ocupaban fue llevado por el Juzgado de Instrucción Nº2 de Murcia y al año siguiente se juzgó en la Audiencia Provincial: los acusados fueron condenados a penas que suman once años y medio de cárcel cada uno.  

Una víctima especialmente vulnerable

La víctima que denunció la agresión sexual por parte de su ex es una persona especialmente vulnerable, apuntan fuentes judiciales.

En concreto, se trataría de un hombre que en el pasado tuvo problemas de adicciones a las sustancias estupefacientes, por lo cual se encuentra en tratamiento, con el objetivo de desengancharse. Esta circunstancia podría haber hecho mella en su salud mental, detallan fuentes judiciales.

En el caso de su identidad de género, desde hace años ha sostenido, en sus comparecencias en sede judicial, que tiene claro que es un varón. Este hombre trans, residente en Albacete, está en tratamiento con hormonas y ya dio los pasos para modificar su nombre legal a uno masculino, que es el que consta en los documentos policiales y judiciales.