Investigación

Obligados a punta de cuchillo a saltar de la patera en Cartagena

Los supervivientes explican que eran catorce las personas, incluyendo los pateristas, que viajaban hasta el litoral de la Región en una barcaza-taxi, que volvió a África

Obligados a punta de cuchillo a saltar de la patera en Cartagena
2
Se lee en minutos
Ana Lucas

Fueron los propios pateristas los que les obligaron a saltar a agua, a punta de cuchillo. No naufragaron. Es lo que han relatado los supervivientes de la tragedia acontecida este jueves en aguas de Cartagena, donde se recuperaron los cadáveres de tres personas y este viernes se continuaba buscando a más inmigrantes.

Quienes lograron salvar su vida tras lo ocurrido explicaron a miembros de las organizaciones humanitarias que los asistieron, una vez puestos a salvo en el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de El Espalmador, que fueron los propios patrones de la embarcación quienes los desembarcaron a la fuerza en alta mar. Uno de ellos (no han precisado cuántos patrones había, aunque al menos serían dos, según fuentes cercanas al caso) habría levantado un arma blanca que llevaría encima y apuntado con ella a los migrantes, que habían pagado en África una elevada cantidad de dinero para subir a bordo de lo que sería una patera-taxi, cada vez más habituales.

Los mafiosos habrían actuado así tras haber detectado a lo lejos unas luces en el mar y pensar que sería una patrullera

Buscan a los mafiosos

Pese a la dificultad de dar con los pateristas, al haber emprendido la huida, la Guardia Civil mantiene abierta una investigación con el fin de identificarlos y ponerlos a disposición de la Justicia.

Tras tener conocimiento de la tragedia, la Delegación del Gobierno en Murcia activó un dispositivo de búsqueda de las personas desaparecidas, despliegue que continuaba este viernes. En él se dejaron la piel profesional de Salvamento Marítimo, Guardia Civil y el helicóptero de la Comunidad Autónoma. También se desplegó el equipo de atención de Cruz Roja, cuyos miembros se movilizaron hasta el CATE para hablar con los supervivientes.

Unos profesionales a los que la Delegación del Gobierno en Murcia, organismo encargado de coordinar el operativo, agradece "las miles de vidas que salvan cada año", algo que "también cobran una importancia y dimensión especial que conviene no olvidar en días tan tristes".

El primer dispositivo de búsqueda se concentró entre Cabo de Palos y Cabo Negrete. Al caer la noche, la búsqueda activa pasó a una búsqueda en superficie. 

Los cuerpos de los tres migrantes muertos fueron hallados en Cala Dorada, dentro del parque regional de Calblanque y trasladados a la sede de Cartagena del Instituto de Medicina Legal.

"Redoblar esfuerzos"

Noticias relacionadas

El delegado del Gobierno en la Región de Murcia, José Vélez, lamentó "profundamente" lo ocurrido en aguas de Cartagena y apuntó que "se han movilizado numerosos medios aéreos, marítimos y terrestres de Salvamento Marítimo, Guardia Civil, Cruz Roja y la Comunidad Autónoma con la esperanza de encontrar a posibles supervivientes de esta misma embarcación". 

"Una vez más, tragedias como esta evidencian la necesidad de redoblar esfuerzos en la lucha contra las mafias que trafican con personas y comprometen su vida", dijo el delegado, que habló también de "la necesidad de atender a estos inmigrantes con la dignidad debida", pues huyen de "un drama socio-político" en sus países de origen.