Operación de la Policía Nacional

Detenidas 14 personas y desmanteladas cinco plantaciones destinadas al cultivo masivo de marihuana en Barcelona

A los arrestados se les imputan los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y defraudación de fluido eléctrico

Desmanteladas cinco macroplantaciones destinadas al cultivo masivo de marihuana. / FOTO Y VÍDEO: POLICÍA NACIONAL

1
Se lee en minutos
Europa Press

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal con el desmantelamiento de cinco macroplantaciones destinadas al cultivo masivo de marihuana, en la que han sido arrestadas 14 personas a las que se les imputan los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y defraudación de fluido eléctrico, según informa la Policía Nacional.

La organización, asentada en la provincia de Barcelona, se dedicaba al cultivo y posterior venta de grandes partidas de marihuana y utilizaba sofisticados sistemas de ingeniería eléctrica para eludir posibles acciones policiales.

La investigación se inició en 2021 cuando los investigadores detectaron que la presencia de varias personas que, presuntamente, daban cobertura a una organización criminal de origen albanés dedicada al tráfico de estupefacientes para su asentamiento en Catalunya.

El vínculo con el sector inmobiliario

Tras varias pesquisas, los agentes detectaron que el principal intermediario era un ciudadano con altos conocimientos en el sector inmobiliario, quien previo cobro de una comisión, ayudaba a esta red criminal a asentarse en España. Para ello les dotaba de la logística e infraestructura necesaria, arrendando diferentes naves ubicadas en polígonos aislados, donde cultivaban marihuana de forma masiva que posteriormente distribuían en distintos países de Europa.

Para el mantenimiento de estas plantaciones de marihuana, señala el departamento público, los detenidos necesitaban una gran cantidad de fluido eléctrico, el cual obtenían de manera ilícita. Dicha defraudación la ocultaban mediante un sofisticado sistema de ingeniería eléctrica que dificultaba la investigación policial, poniendo al mismo tiempo en peligro las propiedades colindantes por el alto riesgo de incendio de estas instalaciones.

Noticias relacionadas

Con estas medidas, según los investigadores, habrían pasado inadvertidos durante los últimos años hasta que, tras un año de investigación, los agentes llevaron a cabo nueve entradas y registros en naves y domicilios de los investigados, repartidos por diversas localidades de la provincia de Barcelona.

Entre los efectos intervenidos se encuentran más de 4.000 plantas de marihuana, más de 10.000 euros en efectivo, seis terminales móviles, documentación variada y numeroso material que utilizaban en las plantaciones como ventiladores, aires acondicionados, filtros y extractores.