Investigación policial

Cae la banda de ladrones por alunizaje "más voraz" de España

  • Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil los consideran autores de 11 robos en Barcelona, Terrassa, Sabadell, Cornellà, Tarragona, Ciudad Real, Soria y Albacete aunque sospechan que perpetraron muchos más

Cae la banda de ladrones por alunizaje más voraz de España. / VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA

4
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

Era una banda de ladrones de "gran voracidad", como los ha descrito el teniente de la Guardia Civil, Raúl Rico, que ha liderado junto a Jonatan Herrera, subinspector de los Mossos d'Esquadra, el equipo conjunto que ha podido arrestarlos casi un año después de poner la lupa sobre ellos. "Salían 4 o 5 veces por semana y cada noche podían atacar 2 o 3 locales", ha proseguido Rico. Están siendo formalmente investigados por haber dado 11 golpes, pero existen indicios que los conectan con otros 11. Tanto la benemérita como la policía catalana están convencidos de que en realidad han sido muchos más. Hay seis vecinos de Madrid detenidos y dos más, ya identificados, pendientes de localizar.

Los cinco golpes que activaron al Área Central de Investigación de Patrimonio de los Mossos fueron perpetrados en enero en Barcelona, Terrassa, Sabadell y Cornellà. Fueron dos cajeros de bitcoins, un estanco, una tienda de telefonía móvil y una tienda de ropa de lujo. Pero enseguida las pesquisas lideradas por Herrera y tuteladas por el juzgado de instrucción número 7 de Barcelona se cruzaron con las que encabezaba el grupo de Rico desde Madrid gracias al CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), el órgano encargado de detectar cuando dos policías persiguen al mismo delincuente y coordinar esfuerzos en lugar de obstaculizarse. En este caso, ha dejado claro Herrera, la coordinación ha sido "extraordinaria". "Hemos trabajado como si se tratara de otra unidad de los Mossos", añade. No es un asunto menor dado que esta banda actuaba en Barcelona pero procedía de Madrid, a donde regresaba la misma noche y colocaba los objetos robados al día siguiente.

Ladrones autóctonos

Los cuerpos policiales conocen a la mayoría de ladrones que practican este delito. Son españoles, tienen entre 20 y 40 años y acumulan diversos antecedentes policiales por hechos similares. "Existe una cultura del alunizaje", ha subrayado el subinspector catalán. "Si en los 80 había bandas que se especializaron en atracar bancos, ahora las hay que practican alunizajes", ha avisado.

Los ocho detenidos en esta investigación suman 235 antecedentes, la inmensa mayoría relacionados con alunizajes. Lo difícil no era, en consecuencia, saber quién podía estar detrás de los cinco golpes que se dieron en enero en Catalunya, "sino poder demostrarlo", ha subrayado Herrera. Porque judicialmente la policía necesita probar que cada uno de los implicados formaba parte ese día del grupo que dio un determinado golpe. Y no son bandas estancas sino que pueden mezclarse.

Además, dada su experiencia, tomaban precauciones como llevar matrículas falsas y se mostraban agresivos durante las huidas para no ser identificados, llegando incluso a embestir a un coche de paisanos de la Guardia Civil al que detectaron durante un seguimiento, ha detallado el teniente Rico.

Para impedir ser arrestados, en una ocasión, entraron en una autopista en contra dirección y a toda velocidad, recorriendo casi 10 kilómetros y mostrando "un desprecio total" por la vidas que circulaban en el resto de coches, ha criticado el subinspector Herrera, subrayando que asumieron el riesgo de provocar un accidente contra un hombre que a esa hora –siempre de noche– quizá volvía a casa tras terminar "un turno nocturno".

El alunizaje

El llamado método criminal del 'alunizaje' consiste en robar un coche –todoterrenos o familiares de Range Rover o Audi, en el caso de esta banda–, estamparlo marcha atrás contra el escaparate de un negocio cerrado y robar los objetos de valor que hay en el interior del local. El choque destroza puertas o ventanales y deja el paso abierto a los ladrones que, a pesar de la alarma y el estruendo que generan, disponen de un buen puñado de minutos para entrar, coger cuanto puedan y darse a la fuga. Tal como muestra la película 'Hasta el cielo' (2020), de Daniel Calparsoro, con Miguel Herrán y Carolina Yuste en los papeles protagonistas. 

En los registros practicados en los domicilios, en los barrios de Vallecas y Villaverde, en los que fueron localizados se hallaron 11.000 euros en efectivo y herramientas para robar vehículos de gama alta, llaves de coches, objetos de los robos o vestuario que usaron en algunos de los golpes. No eran sus casas debido a que cambiaban de residencia a menudo, casi siempre ocupando ilegalmente pisos de la periferia de Madrid. "Llevan un tren de vida alto: dinero en efectivo, ropa cara y buenos restaurantes", ha detallado Rico. De los seis implicados en los golpes, dos siguen en libertad porque aún no han sido localizados. Sin embargo, están identificados, explica la Guardia Civil. Además de los cinco golpes con los que arrancó el caso, existen pruebas de que, para la Guardia Civil, permiten conectarlos con alunizajes cometidos en Tarragona, Soria, Albacete o Ciudad Real.

Noticias relacionadas

La banda ha robado y causado desperfectos por valor de 700.000 euros, según la estimación más baja. Los coches robados, por lo menos 16, tienen un valor que supera los 150.000 euros. Los objetos que robaban los entregaban a compradores que los adquirían a las pocas horas. Uno de los detenidos era quien se quedaba con los cargamentos de tabaco.

Mossos y Guardia Civil están convencidos de que podrán vincular esta banda con más robos, además de los 11 judicializados y de los 11 que prevén judicializar en un futuro no lejano. Los consideran el grupo más activo que había en la actualidad, aunque son conscientes de que hay más bandas operando en este momento. Algunas de barrios de Madrid y otras de barrios de Barcelona.