En Lleida

Detenido por quemar viva a su pareja en Artesa de Segre

  • El sospechoso ha rociado con un líquido inflamable a la mujer y, antes de huir, ha prendido fuego al resto del piso y ha atrancado la puerta

Edificio general del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Edificio general del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. / El Periódico

1
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

Los Mossos d'Esquadra han detenido este lunes a un hombre de 39 años y de nacionalidad portuguesa por intentar quemar viva a su pareja, una mujer de 48 años y de nacionalidad española. Los hechos han ocurrido en el interior del domicilio que ambos comparten en un bloque de tres plantas ubicado en la plaza Major de Artesa de Segre (Lleida), sobre las cuatro de la madrugada.

Según las fuentes consultadas por EL PERIÓDICO, el sospechoso ha rociado con un líquido inflamable a la mujer y después ha prendido fuego a la sustancia. Los investigadores a cargo del caso tratan de confirmar si, como parece, también ha incendiado el domicilio antes de abandonar la casa. El hombre, además, ha atrancado la puerta para dificultar que la víctima pudiera abandonar la casa y salvarse.

La mujer presenta quemaduras graves en los brazos y el rostro. Aproximadamente en un 20% del cuerpol. Ha sido trasladada de urgencia a la unidad de quemados del Hospital de la Vall d'Hebron, donde se encuentran los especialistas médicos y los equipos más sofisticados para tratar a este tipo de pacientes.

El hombre también ha sido derivado al hospital Arnau de Vilanova de Lleida, aunque con quemaduras que revisten una gravedad mucho menor. Los Mossos han procedido a arrestarlo tras recoger testimonios que han declarado que había intentado quemar viva a la mujer.

Cuando los equipos policiales y de emergencia –los Bomberos de la Generalitat han enviado a seis dotaciones– han llegado al lugar de los hechos, el edificio ya se encontraba vacío y todos los vecinos habían podido salir a la calle. También agresor y víctima, según las fuentes consultadas.

Noticias relacionadas

Los bomberos han podido sofocar las llamas y el piso no ha ardido por completo. La estructura del bloque, además, no se ha visto comprometida y el resto de familias han podido regresar a sus casas una hora después del incidente.

La policía catalana investiga el suceso como un caso de violencia doméstica.