ESTRANGULÓ A 5 MUJERES

El asesino en serie de Castellón: Su salida de la cárcel desata el miedo entre los vecinos de Valdepeñas

La fundación que lo acoge dice que su estancia fue algo "puntual" y que no está prevista su vuelta

El asesino en serie de Castellón: Su salida de la cárcel desata el miedo entre los vecinos de Valdepeñas
2
Se lee en minutos
Núria B. Bigné

La noticia de la salida de prisión del asesino de cinco mujeres de Castellón, Joaquín Ferrándiz Ventura (JFV), ha recorrido los 400 kilómetros que separan la capital de la Plana de Valdepeñas (Ciudad Real), localidad en la que el estrangulador en serie ha pasado sus recientes dos primeros permisos penitenciarios tras permanecer casi 25 años entre rejas. 

Tal y como ha podido comprobar este periódico, los vecinos están "muy preocupados" y sienten "miedo" ante la presencia del autor de los feminicidios a mediados de la década de los 90, quien además está a punto de cumplir su condena y volver a ser un hombre libre --será el próximo mes de julio--. Así lo manifiestan desde la Asociación de Vecinos Barrio del Lucero, un colectivo que destaca el temor de las mujeres al conocer la presencia del feminicida en la localidad manchega. "La gente se ha enterado por las noticias y creemos que es necesario conocer que este tipo de personas, con delitos de sangre a sus espaldas están entre nosotros, aunque sea unos días", lamentaron ayer en conversaciones con este diario.

El mismo sentir impera en la Asociación Socio-Cultural de Vecinos Barrio Virgen de Fátima: "No se siente uno cómodo y no estamos de acuerdo en que un asesino en serie esté entre nosotros. Creemos que es bueno que se sepa, es una información de interés público y a la que tenemos derecho", aseveraron, todavía afectados.

La fundación que lo acoge habla

La Fundación Prolibertas, entidad que ha acogido a JFV en su delegación de Valdepeñas durante su salida de prisión, envió ayer un comunicado a este periódico. "Queremos aclarar que desde el pasado viernes esta persona se encuentra en el Centro Penitenciario de Herrera La Mancha y no está previsto que vuelva a tener ningún permiso en nuestro proyecto", apuntó la organización, que quiso también trasladar su "respeto al dolor e, incluso, la indignación de las personas cercanas a las víctimas".

JFV fue detenido en el año 1998 tras pasar tres años cometiendo crímenes y burlando a las autoridades. Acabó con la vida de Sonia Rubio, Natalia Archelós, Mercedes Vélez, Francisca Salas y Amelia Sandra García -todas ellas menores de 30 años- entre 1995 y 1996. Ingresó en prisión preventiva y en el año 2000 fue sentenciado a 69 años -aunque legalmente solo puede cumplir un máximo de 25-.

En prisión es un reo "modelo", que trabaja como ordenanza y a quien describen como "educado", "sociable" e "inteligente".

El Ayuntamiento no recibió aviso de su presencia

Noticias relacionadas

Desde el Ayuntamiento de Valdepeñas, una localidad de 30.000 habitantes -una población muy similar a la que tiene, por ejemplo, la Vall d’Uixó- admitieron ayer, en conversaciones con este periódico el "nerviosismo" de algunos vecinos tras conocerse la presencia de Ferrándiz en la localidad a raíz de las informaciones publicadas en exclusiva por Mediterráneo, del grupo Prensa Ibérica.

El consistorio dijo no haber tenido conocimiento de la presencia del asesino en serie en su municipio antes de que este diario publicara la noticia, pese a ostentar la titularidad del edificio en el que el feminicida de Castellón ha pernoctado durante sus dos permisos penitenciarios y que fue cedido a la Fundación Prolibertas. "Hemos hablado con la organización y se nos ha explicado que fue algo muy puntual. El permiso que esta persona ha obtenido es un derecho que tiene, pero que no parece que se vaya a repetir aquí", afirmaron.