Ciberdelitos

Doce detenidos por una ciberestafa de 188.000 euros a once empresas de siete provincias

El grupo desarticulado por el 'Equipo @' de la Comandancia de Alicante se dedicaba al ciberbraude del BEC, con el que manipulaban correos electrónicos de las mercantiles

Traslado de una de las personas detenidas por la estafa.

Traslado de una de las personas detenidas por la estafa.

3
Se lee en minutos
P. Cerrada

El 'Equipo @' de la Guardia Civil de Alicante ha desarticulado un grupo de ciberdelincuentes acusados de estafar al menos 188.000 euros a once empresas de Alicante y otras seis provincias mediante el ciberfraude conocido como BEC (Business Email Compromise) o compromiso de email corporativo. En la operación, dirigida por el juzgado de Instrucción número 3 de Elche, han sido detenidas 12 personas en Manresa (Barcelona) y se han esclarecido también siete estafas a usuarios de una web dedicada a la compraventa de objetos entre particulares. El Juzgado de Instrucción número 3 de Elche es quien lleva la dirección judicial de esta operación y en la provincia alicantina han resultado afectadas tres empresas de Alicante, Crevillent y Muro.

Las investigaciones se iniciaron en enero de 2022 tras la denuncia de una empresa de transportes de Crevillent a la que estafaron más de 37.000 euros. Según la empresa denunciante, sufrió un ciberataque e interceptaron unos correos electrónicos enviados a un proveedor que fueron modificados para inducir a error y desviar el pago de unas facturas a otras cuentas bancarias.

La ciberestafa se conoce como BEC (Business Email Compromise) y se trata de un sofisticado sistema en el que combinan tácticas de 'phishing', 'vishing' e ingeniería social a medianas y pequeñas empresas. Los delincuentes realizan envíos desde direcciones de email, que imitan ser de empresas proveedoras, para así poder engañar a sus clientes, realizando estas últimas trasferencias bancarias a las cuentas de los delincuentes.

El 'Equipo @' de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante se hizo cargo de las investigaciones y tras analizar más de cincuenta cuentas bancarias y cientos de movimientos bancarios con grandes cantidades de dinero comprobó que se trataba un grupo de ciberdelincuentes muy activo en todo el territorio nacional.

Víctimas

Así, además de la empresa estafada en Crevillent, los agentes identificaron a otras dos víctimas en Alicante y en Muro y a otras ocho en empresas de las provincias de Madrid, Granada, Asturias, Murcia, Santa Cruz de Tenerife y Málaga. El dinero estafado asciende 188.000 euros y para blanquearlo lo desviaban a otras cuentas bancarias de España o Lituania y también adquirían criptomonedas.

Las pesquisas han revelado que además de las estafas a empresas usaban la identidad de una persona de avanzada edad y creando varios perfiles en webs dedicadas a la compraventa de objetos entre particulares para estafar 2.800 euros a siete compradores. Estas nuevas víctimas presentaron denuncias en Baleares, Burgos, Lleida, Valencia, Barcelona, Vizcaya y Girona.

En este engaño, los ciberdelincuentes contactaban con posibles compradores y posteriormente les invitaban a continuar la compraventa por privado, saliendo ambos de la página web o de la aplicación. Una vez fuera, los delincuentes les indicaban que pagasen el producto por medio de una plataforma de pagos con teléfono móvil. Una vez realizados los pagos, los compradores no volvían a saber nada más de los delincuentes ni de los productos comprados

Efectos intervenidos a los ciberestafadores detenidos en Manresa. /

La Guardia Civil identificó a 12 presuntos miembros de la red que residen en Manresa y entre los días 28 y 30 de septiembre se procedió a la fase de explotación de la operación con detenciones y registros, para la que se contó con el apoyo del Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Comandancia de Alicante y de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic).

Los agentes llevaron a cabo dos registros en Manresa e intervinieron ordenadores, teléfonos móviles, documentación bancaria y otros documentos para su posterior análisis. Los detenidos, de entre 19 y 24 años, son todos varones y de nacionalidades marroquí y española.

Delitos

Noticias relacionadas

La Guardia Civil, en función de diferentes grados de participación, les acusa de delitos de estafa, blanqueo de capitales, contra el secreto de las comunicaciones, suplantación de la identidad y pertenencia a organización criminal.

Los tres líderes de la organización criminal pasaron a disposición del juzgado de guardia de Manresa, quedando en libertad con medidas cautelares de prohibición de salida del territorio nacional y la obligación de comparecer periódicamente en los Juzgados. Las diligencias policiales instruidas y los efectos intervenidos para su estudio han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 3 de Elche.