En Barcelona

Refuerzo policial y desalojo sin incidentes en la tercera noche de la Mercè

Tras el asesinato de un joven y los altercados en el barrio de Sants de Barcelona, la presencia de más antidisturbios ha protegido el trabajo de los equipos de limpieza

Amplia cobertura policial en plaza de España dentro de la programación de las festes de la Mercè / JORDI OTIX

2
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

La tercera noche de La Mercè ha contado con un dispositivo policial más reforzado en la plaza de Espanya. Ha habido más presencia visible de antidisturbios de los Mossos d’Esquadra –al menos una decena de furgones– y la mayoría de agentes de la Unidad de Refuerzo de Proximidad y Emergencias (UREP) de la Guardia Urbana de Barcelona han sido activados. El redimensionamiento del dispositivo policial diseñado para esta zona, punto neurálgico en la fiesta mayor de La Mercè porque es donde se concentran alrededor de 40.000 personas para asistir en los conciertos al aire libre que se llevan a cabo en los escenarios de la avenida de María Cristina, ha permitido que los equipos de limpieza pudieran sanear la zona sin los altercados de la jornada anterior.

Primero han comenzado higienizando la parte de las Torres Venecianas y después la del hotel Plaza. A las cinco de la madrugada, la plaza de Espanya estaba casi lista. Quedaban, sin embargo, un centenar largo de jóvenes que se han resistido a irse a dormir y han hecho botellón en una esquina del parc del Escorxador, junto al centro comercial de Las Arenas. 

Insultos y botellazos

"Anoche nos insultaron, nos tiraron botellas e incluso dieron patadas a nuestros vehículos", explicaban empleados municipales a este diario mientras esperaban a las cinco y media de la madrugada que este último reducto de jóvenes de Las Arenas se retirara y poder entrar en la última zona que quedaba por limpiar. 

A pocos metros, los responsables de los equipos de limpieza lamentaban que sea impensable hacer su trabajo sin apoyo policial. "Ven que nos acercamos y se enfadan con nosotros porque eso significa que ha llegado la hora de irse", trataba de explicar uno de ellos. La noche anterior el 'enfado' terminó con actos vandálicos contra los equipos de limpieza, después contra la policía y, por último, contra algunos negocios de la calle de Creu Coberta. No fue lo más grave que pasó.

Noticias relacionadas

Un joven de unos 20 años murió apuñalado a las tres de la madrugada, mientras los asistentes a los conciertos de la avenida de María Cristina se retiraban a casa cuando la música ya había dejado de sonar. La víctima, que recibió una puñalada en el costado, falleció rodeado de personas. Y aunque fue atendido enseguida por sanitarios del SEM, la incisión de arma blanca era tan grave que murió a los pocos minutos. No llevaba documentación encima. 

Un detenido por un apuñalamiento

El balance policial, del que han informado tanto Mossos como la Guardia Urbana a primera hora de este lunes, se ha saldado con tres detenciones. Una por parte de los agentes municipales, que, cuando ya se habían completado los desalojos de los espacios de los conciertos, han arrestado en la Gran Via de Les Corts Catalanes, cerca de la plaza de Espanya, a un individuo que ha causado heridas leves a un hombre con un arma blanca. Y dos por parte de los agentes autonómicos, que han detenido a dos ladrones por hurtar teléfonos aprovechando la confusión de la multitud.