Agresiones sexuales

Admite que mordió en el pene a un niño de 4 años en su casa de Murcia

"No se lo cuentes a nadie", dijo el individuo, de 55 años, al pequeño, hijo de su compañera de piso, al que atacó con la excusa de acompañarlo al baño

Admite que mordió en el pene a un niño de 4 años en su casa de Murcia

Epi_rc_es

1
Se lee en minutos
Ana Lucas

"No se lo cuentes a nadie", dijo el individuo, que ahora tiene 55 años, al pequeño, de tan solo 4 años, hijo de su compañera de piso, al que atacó con la excusa de acompañarlo al baño. Una vez en el aseo, cogió al niño, le agarró el pene y le propinó un mordisco en el mismo. La víctima sí lo contó. Y el sujeto acabó en el juzgado, donde reconoció lo que hizo.

Durante la instrucción del caso, profesionales del Instituto de Medicina Legal de Murcia sometieron al menor a un informe psicológico de credibilidad de su testimonio y determinaron que decía la verdad. Asimismo, se dio el propio reconocimiento de los hechos por parte del individuo.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a este hombre, por un delito de abuso sexual a un menor de 16 años, a doce meses de cárcel, aunque no entrará en prisión: se acuerda la suspensión de la pena privativa de libertad, con la condición de que el hombre, que ya indemnizó antes del juicio a su víctima con 3.000 euros, no delinca durante tres años.

Noticias relacionadas

"En el presente caso, a la vista de la solicitud formulada por la defensa, y la ausencia de oposición del Ministerio Fiscal y de la acusación particular, procede acordar la suspensión de la pena privativa de libertad de doce meses de prisión impuesta, al no tener el condenado a la fecha de los hechos antecedentes penales de la misma tipología y no superar la pena impuesta los dos años de prisión, quedando condicionada la misma a que durante el plazo de tres años el condenado no delinca, bajo apercibimiento que de no verificarlo se le podría revocar el beneficio concedido debiendo cumplir la pena suspendida", detalla la resolución judicial, a la que ha tenido acceso La Opinión.

Los hechos que ahora tienen sentencia firme acontecieron en un domicilio de Murcia hace un lustro, por lo que la víctima cuenta ahora con 9 años de edad. Durante cinco años, además, el condenado no podrá acercarse a menos de cien metros del niño ni de sus padres.