Ni Adif ni Renfe recibieron notificación de Emergencias

El cambio súbito del viento y la falta de aviso situaron al tren ante el fuego de Bejís

El cambio súbito del viento y la falta de aviso situaron al tren ante el fuego de Bejís

Epi_rc_es

3
Se lee en minutos
Diego Aitor San José

Las imágenes son impactantes: las llamas se alzan imponentes ante las ventanas del vagón de tren de Media Distancia que debía unir València y Zaragoza. A las 21:28 horas debía entrar en la capital aragonesa y, sin embargo, el convoy se encontraba en Caudiel con varios de sus pasajeros requiriendo atención médica, todo tras unas horas dramáticas frente al fuego y las dudas de qué ocurrió para que el vehículo acabara a unos metros de las llamas.

A las 16:22 minutos el tren salió con normalidad de la Estació del Nord de València, como lo había hecho el de las 12:13 minutos. El vehículo, los pasajeros y el personal son responsabilidad de Renfe mientras que la gestión del tráfico, las infraestructuras y las estaciones lo es de Adif. No hay ninguna notificación de incidencias en la vía pese a que Toràs, localidad que se bordea en el camino, había sido evacuada minutos antes.

El protocolo establece que la circulación es suspendida por Adif a petición de los cuerpos de seguridad del Estado. Sin embargo, fuentes de Adif y Renfe aseguran que no reciben notificación alguna de posible incidencia en la vía o de que la zona estaba en desalojo.

El convoy avanza con normalidad. Esta queda truncada, según explican varias personas que se encontraban dentro de los vagones, por las imágenes que ven a través de sus ventanas. El fuego ya se puede observar desde el tren, el ambiente está teñido de naranja y, sin embargo, sigue sin haber notificaciones oficiales. Cuando pasan Masadas Blancas, a punto de llegar al apeadero de Toràs, el vehículo se detiene. Quedan minutos para las seis de la tarde.

Fuentes de Renfe señalan que si la maquinista continuó hasta ese momento fue porque no le llegó ningún aviso. Lo corroboran desde el sindicato de maquinistas que, explican, habitualmente si hay algún impedimento llegan notificaciones por parte de Adif. Las diversas fuentes consultadas aseguran que la maquinista solo se detuvo cuando ya vio mucho humo y las llamas cercaban al tren. Es decir, porque lo vio y no por un aviso oficial.

Este tendría que haber llegado desde el Puesto de Mando Avanzado del incendio donde está el Consorcio Provincial de Bomberos y Emergencias de la Generalitat que explican que se desconocía que existía ese riesgo. El incendio se encontraba minutos antes a 5 kilómetros de las vías y fue un cambio súbito de viento el que generó el infierno que vivirían minutos después en los vagones. Un aviso del Puesto de Mando habría impedido el suceso. A las 18:22 horas la cuenta de Emergencias en Twitter informa de la interrupción de la circulación.

Acciones con el tren parado

Es ahí donde comienza la maniobra de la maquinista con el fuego a unos metros. Pasa de la cabina delantera que iba dirección hacia el humo a la trasera para retroceder. Avisa a los responsables ferroviarios de que va a volver hacia Sagunt y comienza a poner en marcha el sistema de arranque, una operación que puede tardar unos minutos aunque no los cerca de 26 que tardó en reemprender la marcha.

En ese tiempo, no obstante, hay divergencia de versiones en lo que ocurrió. Coinciden en la acción de la maquinista de correr de una a otra cabina, pero no en si avisó de que nadie saliera del tren. En ese momento ya hay ventanas rotas ante el pánico desatado por la cercanía de las llamas y el tren parado.

Epi_rc_es

Noticias relacionadas

Quién y cómo se abrieron las puertas es otra de las dudas. Las salidas están bloqueadas excepto si se saben utilizar los mandos desde dentro. Los dicen que fue la maquinista la que desbloqueó las salidas ante la petición de que las abriera y la empresa señala que la maquinista advirtió que no debían salir.

En esos 26 minutos hubo quienes saltaron del tren y salieron corriendo y quienes volvieron heridos. Estos sucesos y la necesidad de recoger a heridos es lo que demora el regreso. Fue entonces cuando el vehículo arrancó, retrocedió parte del camino y llegó hasta la estación de Caudiel. El asunto está ya judicializado y se ha abierto una investigación para que se esclarezca qué sucedió y sus responsabilidades.