Tráfico de drogas

Detenida la Reina de Ronda en Madrid cuando recibía 11 kilos de cocaína

Otras dos personas han sido arrestadas en el operativo | Se dedicaban a la introducción de cocaína a través de “mulas” y maletas, en vuelos procedentes de Colombia

Agentes de la Policía Nacional han detenido a la conocida como Reina de Ronda cuando iba a recibir en Madrid 11 kilogramos de cocaína llegados horas antes al aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas en un vuelo procedente de Colombia a través de una de las pasajeras, también arrestada. EFE/Policía Nacional SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)

Agentes de la Policía Nacional han detenido a la conocida como Reina de Ronda cuando iba a recibir en Madrid 11 kilogramos de cocaína llegados horas antes al aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas en un vuelo procedente de Colombia a través de una de las pasajeras, también arrestada. EFE/Policía Nacional SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO) / Epi_rc_es

2
Se lee en minutos
EFE

Agentes de la Policía Nacional han detenido a la conocida como Reina de Ronda cuando iba a recibir en Madrid 11 kilogramos de cocaína llegados horas antes al aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas en un vuelo procedente de Colombia a través de una de las pasajeras, también arrestada.

Según informa la Dirección General de la Policía en un comunicado, en la operación han sido detenidas tres personas que, presuntamente, se dedicaban a la introducción de cocaína a través de “mulas” y maletas, en vuelos procedentes de Colombia, para su distribución por España y otros países de Europa.

La investigación, que ha contado con la colaboración de la DIRAN de la Policía Nacional de Colombia, comenzó cuando los agentes conocieron la existencia de una red dedicada a enviar cocaína a través de maletas en vuelos comerciales.

Así, iniciaron las gestiones para averiguar el vuelo en el que sería transportada la droga e hicieron un estudio completo y elaboración de perfiles de los pasajeros, tras lo que determinaron una serie de personas que podrían ser las encargadas de transportar la sustancia estupefaciente en el equipaje.

Una vez el vuelo aterrizó en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, los agentes hicieron un seguimiento de los pasajeros que previsiblemente podrían ser portadores de la maleta.

Fue una de las pasajeras la que levantó las sospechas de los agentes al mostrar "una actitud nerviosa y esquiva en todo momento" a la hora de pasar los diferentes controles.

Los investigadores recabaron información de esta persona a través de los canales de cooperación internacional y resultó que contaba con antecedentes por delito de tráfico de drogas en varios países sudamericanos.

La investigada se desplazó en taxi hasta un albergue en el centro de la ciudad de Madrid, donde se puso en contacto con un hombre y, tras un breve contacto, este abandonó el lugar conduciendo un coche.

Las investigaciones desvelaron que el hombre había facilitado a la mujer que transportaba la maleta una dirección a la que debía desplazarse, por lo que al cabo de una hora, la pasajera tomó un nuevo taxi y acudió hasta otra zona de urbanizaciones, "más discreta y sin tanto trasiego".

Allí la esperaba una mujer, que fue reconocida por los agentes por ser una conocida narcotraficante apodada Reina de Ronda, y el mismo varón que había sido visto horas antes en el albergue.

Estas tres personas accedieron al interior de un garaje comunitario y procedieron al intercambio de la maleta, momento en el cual los agentes interceptaron a los tres implicados y abrieron la maleta que contenía varios paquetes con cocaína.

En el interior del vehículo, concretamente en la parte del maletero, había confeccionada una “caleta” destinada al transporte seguro de material de procedencia ilegal como armas, dinero o droga.

Noticias relacionadas

En otra parte del coche, oculta en el interior del salpicadero, se encontraban varios fajos de billetes envueltos en papel film transparente destinados a pagar la droga.

El total de dinero intervenido superaba los 23.500 euros.