En Valencia

Un niño de doce años está en la UCI tras ser corneado en las fiestas taurinas de Puçol

La Generalitat abre una investigación para depurar responsabilidades ya que el menor estaba con su primo, también menor de 16 - Otro adolescente, de 14 años, herido grave en una cogida en Beniparrell

Un niño de doce años está en la UCI tras ser corneado en las fiestas taurinas de Puçol

Epi_rc_es

3
Se lee en minutos
Ignacio Cabanes

La temporada estival de festejos taurinos tradicionales, después de dos veranos sin ‘bous al carrer’ en la Comunitat Valenciana por las restricciones con motivo de la pandemia, no podía haber empezado de peor manera. Este fin de semana dos menores de edad resultaron heridos de gravedad en sendas cogidas en Beniparrell y Puçol. Especialmente grave fue esta última, ocurrida en la madrugada del domingo, donde un niño de doce años, que al cierre de esta edición permanecía ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Clínico, sufrió tres cornadas de una vaca de la ganadería de Hermanos Navarro, situada en Cheste, cuando se encontraba dentro del recinto ferial, en un cadafal, junto a su primo de catorce años. Ambos, menores de 16 años, tendrían prohibida su participación en este tipo de festejos, al igual que el adolescente corneado en el glúteo en Beniparrell la noche del pasado viernes.

La Generalitat Valenciana ha abierto un expediente informativo para aclarar lo sucedido tanto en los bous al carrer de la Semana Taurina de Puçol, que justo concluía esa misma noche del sábado al domingo, como el incidente de Beniparrell del pasado viernes. La normativa del Reglamento de festejos taurinos tradicionales en la Comunitat Valenciana de 2015 es bien clara al respecto y la presencia de menores en los recintos taurinos de bous al carrer está totalmente prohibida. Son los organizadores de dichos eventos los encargados de hacer cumplir dicha normativa.

En algunos municipios la figura de director de los festejos taurinos es delegada por el alcalde o el concejal en algún mando de la propia Policía Local, como así lo contempla el decreto del Consell. Pero en el caso de Puçol, según ha podido saber este periódico, esta función recae en el concejal de festejos taurinos ya que durante el breve tiempo que desarrolló dicha función el responsable de la Policía Local, hace ya años, a la menor anomalía se paralizaban los festejos, al no dar el responsable su autorización para que el toro saliera. Por ello muchos municipios rehúyen de que dicha figura sea desarrollada por policías.

Noticias relacionadas

Al parecer, los dos menores, vecinos de Sagunt, entraron en el recinto, situado junto al campo de fútbol José Claramunt de Puçol, pagando su correspondiente entrada, de entre 3 y 5 euros, sin dar sus edades reales. El presidente de la Federació de Penyes Taurines de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana, Germán Zaragozá, explicó a Levante-EMV que "los colaboradores taurinos echaron varias veces del recinto al menor corneado". También aseguró que la responsabilidad, al tratarse de un niño, "es de los padres o del tutor legal en cuestión". Y que bajo decreto, deben haber, al menos, diez colaboradores taurinos, identificados todos ellos con un brazalete azul, como "sí que había en Puçol".

El menor de doce años sufrió tres cornadas que le afectaron al hígado y los riñones. Rápidamente fue trasladado por una ambulancia que estaba en el propio dispositivo taurino hasta el Hospital de Sagunt, pero debido a la gravedad de las lesiones que presentaba fue derivado al Hospital Clínico de València, donde fue intervenido quirúrgicamente y donde permanece ingresado en la UCI.

LAS CLAVES


Prohibiciones

No se permite la participación de menores de 16 años ni de personas ebrias

El artículo 36 del Reglamento de festejos taurinos tradicionales en la Comunitat Valenciana de 2015 establece como prohibiciones la participación de menores de 16 años, «que únicamente, podrán acudir como espectadores», según aclara. Tampoco se permite «la participación de personas que muestren falta de condiciones físicas o psíquicas para intervenir en el festejo». Se incluye en este supuesto «la falta manifiesta o la disminución de dichas condiciones motivada por la ingesta de bebidas alcohólicas o sustancias tóxicas». Asimismo especifica que los organizadores podrán solicitar el auxilio del director del festejo cuando se produzca resistencia al cumplimiento de lo dispuesto en dicho apartado.


Sanciones

Se considera infracción grave y está castigado con entre 600 y 30.000 euros

El punto número 14 del artículo 91 de dicho reglamento autonómico considera como infracción grave la participación de menores de 16 años en festejos taurinos. Y los equipara a las personas que muestren falta de condiciones físicas o psíquicas para intervenir en los mismos –ebrios o drogados–. En ambos casos las sanciones van desde los 600 a los 30.000 euros al ser catalogadas como infracciones graves del Decreto 31/2015, del 6 de marzo, del Consell, que establece la normativa en materia de Bous al Carrer.