A disposición judicial

Detenido por abusos a tres jugadoras un entrenador de la UE Sants de Barcelona

  • El juzgado lo ha dejado en libertad con la prohibición de acercarse a las tres víctimas, dos de ellas menores de edad

  • El club lo ha apartado del equipo, se ha reunido con todas las familias y se ha puesto en manos de la Fundació Vicki Bernadet

El campo de fútbol del UE Sants.

El campo de fútbol del UE Sants. / JORDI OTIX

3
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

Los Mossos d'Esquadra arrestaron ayer martes a un entrenador de la Unió Esportiva Sants de Barcelona por abusos sexuales, según las fuentes consultadas por EL PERIÓDICO. Se trata de un hombre de 33 años que estaba a cargo de la sección femenina de las futbolistas que pertenecen a la categoría de juveniles.

Tres de sus jugadoras acudieron el pasado lunes a una comisaría de la policía catalana para presentar una denuncia contra su entrenador de fútbol. Un día más tarde, los investigadores arrestaron al sospechoso.

Según las fuentes consultadas, dos de las tres jugadoras son menores de edad --tienen 16 y 17, respectivamente-- y la tercera habría acabado de cumplir los 18 años de edad. En sus denuncias, las jóvenes detallan tocamientos o besos que el técnico bajo sospecha habría efectuado sin su consentimiento. Las víctimas refieren asimismo en las declaraciones que prestaron a los Mossos que el entrenador habría recurrido a las redes sociales para comunicarse con ellas buscando una proximidad que las incomodaba. Los investigadores consideran plausible que aparezcan nuevas denunciantes al hacerse público este caso de supuestos abusos sexuales.

Este miércoles por la mañana, el entrenador, tras 24 horas de arresto en los calabozos de la comisaría de Les Corts, ha sido trasladado por una patrulla de los Mossos d'Esquadra donde ha pasado a disposición del juzgado de instrucción número 27 de Barcelona, en funciones de guardia. Tras prestar declaración, el juez ha ordenado que saliera en libertad aunque ha decretado algunas medidas cautelares que deberá respetar mientras avanza la investigación de las denuncias que pesan contra él. El entrenador no puede comunicarse con cualquiera de las tres jóvenes "por cualquier medio" y también tiene prohibido, bajo orden de alejamiento, acercarse a ellas. Concretamente, la medida deja por escrito que no puede aproximarse ni a sus domicilios, ni a las instalaciones de la UE Sants ni tampoco a ninguno de los centros educativos en las que se forman las jóvenes que lo acusan de abusos. Además, el juez, a petición de la fiscalía, ha impuesto también la obligación de comparecer siempre que sea citado.

Segundo caso en poco tiempo

La UE Sants se vio recientemente salpicada por otro caso de pederastia, a finales de 2021. En este primer caso, no obstante, los supuestos abusos habrían ocurrido mucho tiempo atrás. Fue el del formador del fútbol base del FC Barcelona, Albert Benaiges, destapado por el diari Ara. Benaiges estuvo vinculado a este club del distrito de Sants-Montjuïc de la capital catalana en la década de los ochenta, durante más de 15 años, hasta 1991.

Noticias relacionadas

Algunos de los exjugadores que coincidieron entonces con Benaiges compartieron con EL PERIÓDICO y otros medios de comunicación hace medio año su testimonio. Un exjugador del Sants explicó en el programa Què t'hi jugues de la SER cómo el técnico, durante las revisiones médicas, se sentaba en una silla y ponía una báscula entre sus piernas mientras sus pupilos estaban desnudos en fila. Al subirse a la báscula la nariz le quedaba muy cerca de los genitales de los chicos. "Yo veía como olía las partes a los jugadores", contó. Otro, contactado por este diario, recordó también ese pesaje tan incómodo como inusual y cómo, en las concentraciones, Benaiges se llevaba a algún menor a dar una vuelta en el coche.

Dolor en la UE Sants

"Estamos dolidos y al lado de las jugadoras y de sus familias", ha explicado a este diario Joan Forcadell, presidente de la UE Sants. "Solo sabemos que las denuncias son de hechos que habrían ocurrido el pasado fin de semana pero no sabemos quiénes serían las jugadoras afectadas", ha añadido. Forcadell se ha mostrado "dolido". Y, aunque ha explicado que el denunciado ha sido suspendido de empleo y sueldo tras conocer su detención, ha pedido también que se respete su presunción de inocencia hasta que se aclaren los hechos. "Ayer nos reunimos con todas las familias para comunicar lo que había sucedido y para ponernos a su disposición. Hemos pedido ayuda a la Fundació Vicki Bernadet, con quienes contactamos tras el caso de Benaiges, y vendrá pronto una psicóloga a hablar con ellas", ha subrayado.