Violencia machista

Un hombre mata a su mujer y su hija mientras dormían y luego se ahorca en Lloret de Mar

  • Los Mossos investigan si un cuchillo y un hacha situados en el lugar de los hechos podrían ser las armas del crimen

FOTO Y VÍDEO: ACN / Marina López

2
Se lee en minutos
Eva Batlle / Guillem Sánchez

Una mujer de 53 años y su hija de 16 han sido asesinadas en una vivienda de la urbanización Els Pinars de Lloret de Mar (Selva), donde también ha sido hallado el cadáver del padre de la familia, que, según las primeras investigaciones, se ha suicidado tras cometer el doble crimen. Según fuentes cercanas a la investigación, el matrimonio tenía un segundo hijo, que es quien ha estado tratando de localizar a sus padres y hermana a lo largo de este martes y, al no lograrlo, ha avisado a la policía.

Agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Policía Local, tras recibir la denuncia del hermano que reside en Francia, acudieron poco antes de las cuatro de esta tarde a la vivienda, un chalet lujoso, donde han encontrado los cuerpos de ambas mujeres dentro de la casa con heridas provocadas por arma blanca. Los agentes policiales investigan si un cuchillo y un hacha situados en el lugar de los hechos podrían ser las armas del crimen. Las dos mujeres habrían sido asesinadas brutalmente mientras dormían, atacadas presuntamente por el hombre.

El sospechoso, tras cometer el crimen, se habría ahorcado colgándose de una barandilla exterior y elevada de la vivienda. Así lo han encontrado los policías.

El juzgado de instrucción número 2 de Blanes se ha hecho cargo de unas pesquisas que llevan los agentes del Área de Investigación Central (AIC) de la región de Girona de los Mossos d'Esquadra bajo la supervisión del fiscal Enrique Barata.

Noticias relacionadas

Mañana miércoles está prevista la llegada del hijo de la familia. Su declaración permitirá arrojar más luz sobre las motivaciones que habrían impulsado al padre, un hombre de 55 años sin antecedentes por violencia doméstica en España, a cometer este delito. La autopsia que se practicara a los cuerpos de las tres víctimas también ayudarán a descartar del todo la implicación en el crimen de alguien ajeno a la familia, una posibilidad que por el momento no sustenta ningún indicio. La hipótesis más plausible es que se trata de un crimen machista.

De origen ruso

La familia era de origen ruso. Se trata de un matrimonio que estaba empadronado en Lloret de Mar, una localidad en la que la colonia de ese país es numerosa. Los vecinos afirman que la familia pasaba períodos en la casa, que nunca habían oído peleas –tampoco en las últimas horas– y que no tenían demasiada relación con los habitantes de la calle. Los hijos de la pareja estaban escolarizados en Francia. Se cree que se encontraban en esta residencia de Lloret de Mar aprovechando la festividad de la Semana Santa.