En El Prat del Llobregat

Entra en prisión el acusado de agredir sexualmente a cuidadoras de ancianos

El detenido usaba como anzuelo a su madre y contactó en una semana con cinco mujeres

Entra en prisión el acusado de agredir sexualmente a cuidadoras de ancianos
1
Se lee en minutos
El Periódico

Un hombre de 68 años ha ingresado a prisión por presuntamente agredir sexualmente a cuidadoras domiciliarias a las que contactaba a través de portales de anuncios de Internet. El agresor buscaba mujeres para que cuidaran a su madre y, cuando las candidatas estaban en el domicilio, las agredía física y sexualmente, ha informado Mossos d'Esquadra este sábado en un comunicado.

El detenido es vecino del Prat de Llobregat (Barcelona) y se le atribuyen dos delitos de agresión sexual, detención ilegal y lesiones. La investigación se inició a principios de año, cuando una mujer denunció que en abril de 2021 había sufrido una agresión sexual y no había denunciado porque el agresor la había amenazado con "expulsarla del país".

Según la víctima, un hombre la había retenido contra su voluntad en un piso de la misma localidad. Además, le había agredido físicamente dándole patadas en la barriga y le había hecho tocamientos. La víctima logró fugarse y huir del sitio. Previamente, el agresor la había contactado por teléfono a través de un número oculto con el fin de entrevistarla.

Mismo 'modus operandi' con todas las víctimas

A través de esta víctima, los investigadores contactaron con una segunda, quien relató el mismo 'modus operandi' empleado por el presunto agresor. Durante la investigación, la policía catalana averiguó que el detenido había contactado, en sólo una semana, con cinco mujeres que ofrecían sus servicios como cuidadoras en internet.

Noticias relacionadas

Algunas de las mujeres con las que el agresor contactó telefónicamente no llegaron a sufrir la agresión porque se desconfiaron y él no vio claro si acudirían al primer contacto acompañadas o no. En concreto, una mujer desconfió porque el hombre le ofreció subirse a su vehículo para trasladarla hasta el piso, pero en cambio no le dio su número de teléfono aunque ella se lo pidió en reiteradas ocasiones.

Finalmente, la policía identificó al hombre el pasado 6 de abril, quién pasó a disposición judicial el día 9 de abril y el juez decretó prisión sin fianza. La investigación sigue abierta para averiguar si el detenido, que no tenía antecedentes, ha cometido más hechos similares. Tampoco se descartan nuevas detenciones.