Daños intencionados

Detenido un marinero ucraniano por intentar hundir el yate de un millonario ruso en Mallorca

El hombre abrió una vía de agua tras enterarse de que su casa había sido destruida durante la invasión de su país

Detenido un marinero ucraniano por intentar hundir el yate de un millonario ruso en Mallorca
1
Se lee en minutos
Xavier Peris

Un marinero ucraniano que trabaja como jefe de máquinas de un lujoso yate amarrado en Port Adriano ha sido detenido por la Guardia Civil de Calvià después de que presuntamente intentara hundirlo abriendo una espita que provocó una vía de agua y dejó inundada la sala de máquinas de la nave. El hombre manifestó que había actuado por venganza, ya que se había enterado de que durante la invasión rusa de su país habían destruido su casa. Al parecer, la embarcación es propiedad de un millonario ruso, dueño de fábricas de armamento.

Los hechos ocurrieron este sábado por la mañana en el yate Anastasia, una lujosa embarcación de 47 metros de eslora amarrada en Por Adriano, en la costa de Calvià. El jefe de máquinas de la nave, un ciudadano ucraniano, se presentó muy alterado y les dijo a los dos marineros que había a bordo, también ucranianos, que salieran porque iba a hundir el barco. Acto seguido fue a la sala de máquinas y abrió una válvula, con lo que el agua empezó a inundar el interior de la nave. Los otros marineros lograron cerrar las válvulas e impidieron el hundimiento del barco.

Tras tener conocimiento de lo ocurrido, dotaciones de la Guardia Civil acudieron al lugar y se entrevistaron con el oficial de máquinas y con los marineros. Tras averiguar lo ocurrido procedieron a la detención del hombre, un ciudadano ucraniano de 55 años identificado como Taras O. El oficial admitió que había actuado por venganza, ya que se acababa de enterar de que durante la invasión de su país el ejército ruso había destruido su casa. También dijo que el propietario del barco es un millonario ruso que posee fábricas de armamento.

Noticias relacionadas

El detenido ha sido conducido esta mañana al juzgado de guardia de Palma acusado de un delito de daños intencionados, y ha quedado en libertad con cargos.

Mientras tanto, la Guardia Civil prosigue con las gestiones para determinar lo ocurrido. En un primer momento los agentes no han podido realizar una inspección en la sala de máquinas, ya que estaba inundada. También están haciendo gestiones para determinar quién es el propietario del Lady Anastasia, ya que oficialmente está a nombre de una empresa.