EMERGENCIAS

Se rocía con gasolina y amenaza con quemarse a lo bonzo en la puerta de Extranjería en Murcia

La rápida intervención de los policías testigos de lo sucedido evitó que llegase a prenderse fuego

Se rocía con gasolina y amenaza con quemarse a lo bonzo en la puerta de Extranjería en Murcia
1
Se lee en minutos
Ana Lucas

Un hombre de mediana edad se rociaba hoy con gasolina y amenazaba con quemarse a lo bonzo y quitarse así la vida en la puerta de las instalaciones de Extranjería, en Murcia. 

Al lugar se trasladó una ambulancia, cuyos sanitarios “no conseguían tranquilizarlo” y finalmente se vieron obligados a sedarlo, según apuntó una portavoz del 112. La misma fuente dijo que el hombre tenía más de 40 años y problemas psiquiátricos.

Los hechos tuvieron lugar pasadas las doce y media de la mañana de este viernes. Testigos afirmaron que el hombre se echó la gasolina por su cuerpo, pero que la rápida intervención de los vigilantes de seguridad y los agentes de la Policía Nacional hizo que el incidente no fuese a más.

No llegó a prender la llama. No obstante, los presentes vertieron agua sobre el hombre, para tratar de retirar la gasolinera que se había vertido él mismo.

El hombre permaneció retenido por los policías hasta que llegaron los sanitarios.

Sucesos similares en la Región

El mes pasado, un hombre se quemaba a lo bonzo frente a los juzgados de Cieza. Aguantó unos días en la UCI del Virgen de a Arrixaca, pero finalmente expiró. Se trataba de un hombre que tenía una condena por violencia de género. Entonces, al igual que este viernes en Extranjería, la vigilante de seguridad de los juzgados apagó las llamas y atendió al hombre.

Noticias relacionadas

En septiembre de 2013, un hombre se quemaba a lo bonzo en pleno centro de la capital murciana, en la avenida de la Libertad, al parecer en protesta porque los servicios sociales le habían quitado a sus hijas, según indicaron testigos presenciales y se podía leer en las pancartas que portaba. Esta persona también falleció a consecuencia de las gravísimas quemaduras que se provocó.

No estás solo, no estás sola

Si tú o una persona que conoces está pasando por un mal momento, hay profesionales dispuestos a echar una mano. Asociaciones, como el Teléfono de la Esperanza, prestan su ayuda, con personas que te atienden al teléfono, escuchan y, si lo necesitas, aconsejan. Puedes llamar al 968 343 400. Asimismo, en 112 los operadores de Emergencias podrán atenderte por teléfono las 24 horas y todos los días del año. También puedes acudir a un centro de salud u hospitalario en busca de ayuda.