EL JUEZ LOS HA ENVIADO A PRISIÓN POR HOMICIDIO

El empresario muerto en el hotel Palace de Madrid fue drogado con éxtasis líquido y robado por dos delincuentes

La Policía Nacional detiene a los dos hombres, uno de ellos asaltó a otras dos víctimas empleando la sumisión química | En los registros se han recuperado 2.500 euros, joyas, varios smartphones y tablets

El empresario muerto en el hotel Palace de Madrid fue drogado con éxtasis líquido y robado por dos delincuentes
3
Se lee en minutos
Vanesa Lozano
Vanesa Lozano

Redactora

Especialista en Sucesos

ver +

La muerte del empresario y exconsejero delegado de la compañía de Astilleros Barreras, en Vigo, no fue un accidente ni se debió a causas naturales. La Policía Nacional ha detenido a dos personas por el homicidio del hombre de 43 años, que fue hallado sin vida en una habitación del hotel Palace, en Madrid, el pasado 30 de octubre, durante el puente de Todos los Santos.

Según ha podido saber CASO ABIERTO de fuentes de la investigación, la noche del crimen las cámaras de seguridad del lujoso establecimiento grabaron cómo la víctima entraba al hotel junto a dos hombres, un ciudadano rumano de 39 años y un joven marroquí de 29 años. Ambos fueron arrestados el pasado 23 de diciembre y el juez los ha enviado a prisión, acusados de homicidio, robo con violencia y estafa.

Edema pulmonar

Según las pesquisas del grupo V de Homicidios de la Brigada Provincial de Madrid, los detenidos acompañaron al ejecutivo, de origen puertorriqueño, hasta la habitación 541. Una vez allí, tal y como ha revelado la autopsia y el análisis de Toxicología, le suministraron "grandes cantidades" de GHB o éxtasis líquido, mezclado con "altas dosis de alcohol", seguramente para "adormecerle" o "anular su voluntad" con el propósito de robarle, pero la víctima acabó sufriendo un edema pulmonar y falleció.

Ambos aprovecharon entonces para arrebatarle el dinero que llevaba encima, su tarjeta de crédito y otros objetos de valor y después huyeron del hotel, abandonando allí el cuerpo sin vida del empresario. Los empleados del Palace, alertados por la familia del ejecutivo, que no lograba contactar con él, encontraron su cadáver dos días más tarde.

Compras con la tarjeta de la víctima

La Policía ha descubierto que, tras el crimen, los dos hombres realizaron compras con la tarjeta del fallecido en dos tiendas del sur de Madrid, concretamente en Móstoles. Durante los registros practicados en sus casas, los agentes han recuperado 2.500 euros en efectivo, joyas, teléfonos móviles de última generación y varias tablets que podrían pertenecer al empresario fallecido o a otras víctimas de sus robos, además de la ropa que los presuntos asesinos vestían la noche en que mataron al empresario.

Los agentes de la Comisaría del distrito Centro han averiguado que uno de los arrestados, el de 29 años, que tiene antecedentes por robo con violencia, estafa, robo con fuerza, asociación ilícita y usurpación de funciones, es también el autor de otros dos robos por sumisión química ocurridos en el centro de Madrid.

Antecedentes

El primero lo habría perpetrado el pasado verano, en julio; el otro, ocurrió a primeros de diciembre, tan solo un mes después del crimen del hotel Palace. En ambos casos, el detenido drogó a sus víctimas con GHB antes de sustraerles sus pertenencias, como habría hecho con el empresario.

Al otro acusado le constan antecedentes por robo con violencia, delitos contra la salud pública y receptación (comprar algo a sabiendas de que ha sido robado).

En Telegram, con la burundanga

El GHB o éxtasis líquido es una droga de diseño que, en altas cantidades y consumida con alcohol, puede ser muy peligroso para la salud, provocar problemas cardiacos, pérdidas de conciencia e incluso la muerte.

A nuestro país llega procedente de Centroeuropa y se vende principalmente por internet, según fuentes policiales de la lucha antidroga. Han detectado incluso grupos de Telegram en los que se ofrece GHB o burundanga, otra de las sustancias empleadas en casos de sumisión química.

La droga de violadores y ladrones

Noticias relacionadas

El consumo de éxtasis líquido, que produce un efecto vasodilatador y relajante, ha crecido en nuestro país, sobre todo en ciertos círculos de ambiente gay y en el ámbito de la prostitución masculina, advierten estas mismas fuentes.

Junto con la escopolamina o burundanga, el GHB es también la droga más utilizada para lograr la sumisión química, la preferida por violadores y ladrones que quieren anular la voluntad de sus víctimas antes de atacarlas.