Investigación

Desmantelan una empresa en Alicante que hacía trabajar a sus empleados todos los días por 150 euros a la semana

Una denuncia anónima dio comienzo a una investigación, impulsada por la declaración de una víctima explotada laboralmente

Desmantelan una empresa en Alicante que hacía trabajar a sus empleados todos los días por 150 euros a la semana
3
Se lee en minutos
Redacción

La Policía Nacional ha detenido a un varón, marroquí de 43 años, por un delito contra los Derechos de los Trabajadores y Trata de Seres Humanos en Alcoy.

La investigación fue iniciada por la Brigada de Extranjería de la Comisaría de Alcoy en el mes de junio, tras recibir una información anónima en la que se daba cuenta de una posible actividad ilegal en una nave industrial. En el transcurso de la investigación se tomó declaración a una víctima de explotación laboral que acudió voluntariamente a la Comisaria de la Policía Nacional, donde denunció haber estado explotada laboralmente en el interior de la nave investigada, sita en un polígono industrial de la ciudad de Alcoy.

La víctima de nacionalidad marroquí, según relató, desde que llegó a España procedente de su país, había trabajado para un empresario del sector del textil, concretamente en el reciclado de ropa, con la promesa de un contrato laboral, encontrándose en situación irregular en nuestro país, y realizando sus funciones en condiciones de semi-esclavitud.

Según el denunciante, el empresario le hacía trabajar siete días a la semana, en horario de mañana y tarde, por lo que recibía un salario semanal de 150 euros.

Del mismo modo, manifestó haber estado pernoctando en la nave en un colchón en el suelo junto con los sacos de ropa y comiendo lo que traía otra trabajadora, la cual se encontraba en circunstancias laborales similares.

Ambos recibían instrucciones del empresario, de no abrir a nadie bajo ninguna circunstancia y avisarle si detectaban cualquier movimiento extraño de vehículos que pudiera suponer la presencia de la policía o de la inspección de trabajo.

Una vez huyó y abandonó la nave la victima, fue amenazado por el empresario, que estaba en posesión de su pasaporte, con mandar su documentación a Marruecos donde tenía contactos y sufriría las consecuencias si era expulsado.

Los investigadores tras identificar al empresario pudieron comprobar que, de forma muy discreta, se realizaba una actividad empresarial irregular relacionada con el reciclado de textiles en el interior de la nave investigada.

Inspección de la nave industrial y detención del empresario

Realizadas todas las pesquisas policiales necesarias, agentes de la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional de Alcoy en el marco de un dispositivo policial proceden a realizar una entrada e inspección en la nave localizando en el interior a dos trabajadores escondidos en su interior, un varón de 28 años y una mujer de 42 años, ambos de nacionalidad marroquí.

Los trabajadores, también extranjeros en situación irregular, realizaban su labor de selección y corte del textil reciclado sin ninguna medida de seguridad, careciendo de ventilación la nave ni medios de protección y cobrando por ello sueldos mínimos sin contrato ni seguro alguno.

En el interior de la nave se recuperó el pasaporte y la documentación de la víctima huida y se pudo constatar las condiciones en las que pernoctaba y vivió durante su estancia en la nave.

El detenido, un varón marroquí de 43 años de edad, fue trasladado a dependencias de la Policía Nacional en Alcoy donde permaneció hasta concluir las gestiones necesarias y prestar declaración como detenido.

Con esta, es ya la segunda operación desarrollada por agentes de la Comisaría de la Policía Nacional de Alcoy en relación a delitos contra los derechos de los trabajadores en menos de dos meses, tras haber detenido en el mes de octubre a otro empresario por hechos muy similares.

Con la trata no hay trato

Noticias relacionadas

La importancia de la cooperación ciudadana para la lucha contra la nueva esclavitud del siglo XXI es muy importante. La Policía Nacional facilita el teléfono de atención contra la trata de seres humanos, pudiendo hacer la denuncia de forma anónima, suprimiendo su rastro en la factura telefónica, y posibilitando así la participación para superar las barreras de este acto delictivo.

La Policía Nacional cuenta, además de con la línea telefónica 900105090, con un correo electrónico (trata@policia.es) donde cualquier persona que tenga conocimiento de un delito relacionado con la trata de seres humanos puede denunciarlo de forma anónima y confidencial.