SENTENCIA

El príncipe africano, absuelto de malos tratos a una mujer con la que tuvo sexo en una fiesta ilegal en Madrid

Una joven denunció que la había golpeado en su chalé durante el confinamiento. La jueza no ve indicios de delito y descarta que fueran pareja

El príncipe africano, absuelto de malos tratos a una mujer con la que tuvo sexo en una fiesta ilegal en Madrid
3
Se lee en minutos
Luis Rendueles
Luis Rendueles

Redactor

Especialista en sucesos, investigación

ver +

Randy Koussou Alam-Sougam, que dice ser príncipe del antiguo reino africano de Dahomey y gestionar un holding empresarial internacional con activos por valor de 20.000 millones de dólares, ha sido absuelto de un delito de lesiones a una de las mujeres que acudieron a las fiestas que celebraba en su chalet de Madrid en plena pandemia de la covid.

La jueza Alicia González, titular del número 36 de lo Penal de Madrid, ha dictado una sentencia, a la que ha tenido acceso CASO ABIERTO, el canal de investigación y sucesos de los diarios de Prensa Ibérica, en la que absuelve al príncipe Randy y rechaza la petición de la fiscalía y la denunciante de imponerle 11 meses de prisión y una orden de alejamiento de la denunciante.

El informe forense no encontró ninguna lesión en la mujer

No eran pareja

La mujer, una joven valenciana, había denunciado que el príncipe africano y ella tenían una relación de pareja y que durante una de las fiestas ilegales, celebrada el pasado 22 de noviembre en el chalet de Randy Koussou, él la había golpeado.

La jueza entiende que no hay ni una prueba que avale ese testimonio, del que afirma que ha sido contradictorio. El informe forense no encontró ninguna lesión en la mujer, que dijo haberse caído contra una mesa tras recibir la agresión.

Durante el juicio, el príncipe de lo que actualmente es la república de Benin admitió que ambos habían tenido relaciones sexuales en varias ocasiones, pero rechazó que fueran pareja.

De hecho, la sentencia recoge que el hombre aseguró que en esos mismos días también tuvo relaciones sexuales con otras mujeres que asistieron a sus fiestas. Durante el juicio, el príncipe Randy aseguró que la mujer le pidió dinero a cambio de mantener relaciones sexuales.

El autoproclamado príncipe africano organizaba fiestas clandestinas en Madrid con famosos y ‘escorts’ en plena pandemia de la covid. /

La jueza descarta además que existiera una relación sentimental entre ambos, de forma que no puede haberse cometido un delito de lesiones en el ámbito familiar.

Policías y famosos

En el juicio declararon también los policías que acudieron al chalet del príncipe en Aravaca (Madrid) tras recibir la llamada de socorro de la joven. Los agentes recordaron que los inquilinos del chalet tardaron mucho tiempo en abrirles la puerta.

La jueza apunta en la sentencia que esa tardanza pudo deberse al miedo del príncipe y sus invitados a sufrir sanciones por haber infringido con sus fiestas la normativa desplegada para frenar la pandemia del coronavirus.

El príncipe africano saltó a la escena mediática cuando se destapó que organizó al menos dos fiestas en plena pandemia a las que acudieron famosos, incluido un jugador español de la NBA. La policía interrumpió una de las celebraciones en las que participaban unas 200 personas, de las que cuatro fueron detenidas.

El príncipe aliviado

El príncipe Randy mostró, en declaraciones a CASO ABIERTO, su sensación de "alivio, satisfacción y justicia" por la sentencia. Insiste en que la mujer que lo denunció lo hizo para "castigarme por sus celos" porque él estaba "prestando atención a otras mujeres" durante aquellas fiestas. Koussou indicó que actualmente está en Egipto "creando el primer Banco de Inversión para Mujeres de África", que prevé poner en marcha en mayo de 2022 con una gran "Gala de Sirenas".

Noticias relacionadas

En cuanto a las fiestas ilegales que organizó en su chalet de Madrid durante la pandemia, afirma que "estaba solo y un poco triste después de la separación de mi exnovia. Mis intenciones no eran hacer grandes fiestas y violar la ley. Organicé esos after-parties para entretenerme". Añade que no ha recibido ninguna sanción ("solo me dieron advertencias"), aunque sabe que algunos de los asistentes fueron multados al salir de su chalet.

En cuanto al futuro, explica que tiene previsto volver a España "en un par de semanas". Pasará por Madrid y por Ibiza y anuncia que piensa comprarse "una villa" en Marbella.