Condena

Un profesor de Almería reincidente, condenado a dos años y medio de cárcel por abusos a una alumna

El docente, un ciudadano británico que ejercía en un colegio privado, ya había recibido una pena de 11 años y medio de prisión por abusar de la prima de la joven

Un profesor de Almería reincidente, condenado a dos años y medio de cárcel por abusos a una alumna
2
Se lee en minutos
EFE

Un profesor británico de un colegio privado de Roquetas de Mar (Almería), que ya había sido condenado por abusar de una alumna con la que tuvo una relación, ha aceptado este miércoles una nueva pena, en este caso de dos años y un día de prisión, tras reconocer que abusó sexualmente de la prima de dicha chica.

El docente ha mostrado su conformidad con la pena solicitada por la fiscal después de que esta haya rebajado su petición inicial de cuatro años de prisión, aceptando además el pago de una indemnización de 6.000 euros, una orden de alejamiento de 500 metros durante 7 años, libertad vigilada durante siete años y la inhabilitación para cualquier profesión relacionada con la educación o que tenga contacto con menores durante 7 años.

La calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso Efe, señala que C.T. invitó en julio de 2016 a la víctima y a su prima, la menor con la que tenía una relación, a su domicilio de Roquetas de Mar.

Una vez allí les ofreció diversas bebidas alcohólicas y subió con ellas al dormitorio, dónde tumbó a la víctima en la cama y abusó de ella.

En diciembre del año pasado el Tribunal Supremo confirmó la pena de once años y medio de prisión para este profesor por abusar de una alumna con la que inició una relación sentimental cuando ella tenía 14 años.

El fallo del Supremo desestimó los recursos de casación de la defensa del docente, así como de la sociedad responsable del centro educativo en el que trabajaba, que fue declarada responsable subsidiaria de la indemnización de 50.000 euros a la víctima.

Según dicha sentencia, el profesor, contratado por el colegio St. Georges British School en agosto de 2014, durante el curso 2015/16 inició con la víctima una "relación fingidamente amistosa, dándole un trato preferente", que se fue haciendo más intensa hasta mantener relaciones sexuales.

En noviembre de 2016 la madre de la menor descubrió lo que ocurría y denunció los hechos, tras lo que trasladó a su hija a Alemania.

La dirección del colegio tuvo noticia, meses después de la contratación del acusado, de que éste había sido enjuiciado y absuelto en el Reino Unido por abusos sexuales. Asimismo, fue informada de que dos profesores habían visto al acusado y a la menor juntos en horario no escolar, concretamente en el supermercado y en la playa.

Noticias relacionadas

"Pese a ello, (la dirección) no adoptó medida alguna hasta que la madre de la menor denunció los hechos, siendo entonces cuando despidió al acusado", subrayaba el fallo.

C. T. también fue condenado a un año de prisión por un delito de coacciones, ya que viajó a Alemania para buscar a la menor pese a no poder salir de España y tener prohibido aproximarse a ella.