Violación en manada

Libertad para los pandilleros latinos acusados de una violación grupal en Zaragoza

La medida se basa en que la propia denunciante pidió archivar el caso y afirmó que había sido un acto voluntario

Libertad para los pandilleros latinos acusados de una violación grupal en Zaragoza
3
Se lee en minutos
F. V.

El juez ha decidido poner en libertad a los seis miembros de la pandilla latina Dominicans Don't Play que se hallaban en la cárcel por supuestamente violar en grupo a una joven de 22 años, en Zaragoza. La acusación se basaba en unos vídeos localizados por la Policía y en la que se ve cómo un grupo de jóvenes abusa sexualmente, al parecer, de la mujer.

Recientemente, la supuesta víctima declaró ante el juez y pidió que se archivara el caso porque todo lo que reflejan los vídeos usados para la imputación de los pandilleros "fue voluntario". De hecho, ella misma pidió que los acusados fueran puestos en libertad.

En un auto dictado esta tarde, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza recoge que la supuesta perjudicada "no quiso", el día de su declaración, el pasado 25 de octubre, "completar su declaración incluso después de ser informada de que, si no lo hacía, podría acordarse la libertad" de los imputados, que se encontraban en prisión provisional.

Asimismo, el juez recoge en su resolución que la propia persona supuestamente violada, como parecen mostrar los vídeos intervenidos por la Policía, muestra su interés en que se termine el proceso "y que no se la llame nunca más porque no piensa acudir".

Dificultades para demostrar los delitos

Asimismo, esta persona indicó que no tenía miedo de los encausados y que estaba convencida de que no iban a hacerle nada. Ante esta situación, y la propia postura del fiscal, partidario de la puesta en libertad, el magistrado sostiene que se queda sin base para proseguir las actuaciones por supuesta detención ilegal (secuestro) e incluso por agresión sexual, si bien en este último supuesto todo queda supeditado a la aparición de declaraciones que certificaron que las relaciones no fueron consentidas.

Los supuestos agresores puestos en libertad son Enock A. M., Pablo S. M., Miguel L. V., Steven V. M., Juan F. y Jesús E. B. Carmen Sánchez Herrero, letrada defensora de Steven, ha manifestado su "satisfacción" por la medida del juez, que, ha recordado, fue solicitada por los letrados de todos los encausados.

El caso arranca del descubrimiento fortuito de 16 archivos de vídeo extraídos del material incautado en el curso de una operación policial contra la banda latina. En las grabaciones aparecen varios hombres y algunos de ellos, en concreto dos, mantienen relaciones sexuales con una mujer.

En las declaraciones del pasado lunes, la denunciante no quiso responder a las preguntas de la defensaCarmen Sánchez, aseguró que la joven había pedido al juez que se encarga del caso que archive el asunto y que libere a quienes están presos por esta causa porque todo fue "voluntario".

Sin embargo, otra fuente manifestó entonces que declaró que sufrió una "encerrona", que no la dejaban marcharse del piso donde ocurrieron los hechos, y que le introdujeron una botella. El fiscal incidió en este punto con el fin de que se aclararan imágenes y hechos supuestamente ocurridos en el piso donde se grabaron los vídeos.

16 vídeos descubiertos

En estos se observa en la mujer una actitud sumisa que puede revelar que ha consumido alcohol o sustancias estupefacientes o psicotrópicas. Asimismo, de las imágenes se desprende en apariencia que ella recibe un trato humillante y vejatorio, entre los cantos y risas de los varones. En las diferentes grabaciones se ve también como uno de los presentes se masturba mientras otro se acerca a la mujer con los pantalones bajados, así como otro participante al que la chica realiza una felación.

A raíz de la investigación que lleva a cabo la Brigada Regional de Información de la Jefatura Superior de Policía de Aragón desde septiembre del 2020, en febrero de este año el juez instructor autorizó una entrada y registro en un domicilio de la calle Antonio Maura, si bien también se efectuaron entradas en otras viviendas del Actur y de Torrero.

Noticias relacionadas

En el curso de las pesquisas en la calle Maura fue hallado un teléfono de tipo iPhone S5 del que se extrajeron los 16 archivos de vídeo. 

La banda Dominicans Don’t Play lleva varios años en el punto de mira de las fuerzas de seguridad. En el curso de los últimos años se han efectuado varias investigaciones que han desarticulado a la desarticulación de distintas pandillas con diferentes denominaciones pero todas ellas basadas en la lealtad al grupo, en las ceremonias de iniciación y en la realización de actividades al margen de la legalidad, entre ellas el enfrentamiento violento con los miembros de otras organizaciones consideradas enemigas.