TRIBUNALES

Rebajan la condena a 20 meses un cura acusado de concertar matrimonios de conveniencia en Murcia

La Fiscalía llega a un acuerdo con la defensa del acusado, que reconoce que cometió un delito de falsificación de documentos oficiales

Rebajan la condena a 20 meses un cura acusado de concertar matrimonios de conveniencia en Murcia
1
Se lee en minutos
Alberto Sánchez

Fernando N., el cura que ejerció como párroco de la iglesia Nuestra Señora del Carmen de Santo Ángel desde 2001 a 2012, ha sido condenado por llevar a cabo un total de 16 matrimonios de conveniencia entre ciudadanos de nacionalidad nigeriana con personas de etnia gitana residentes entre Alicante y Murcia. Los delitos que reconoce la Audiencia Provincial de Murcia son el de un delito continuado de falsificación de documento oficial y el de un delito continuado contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. La Fiscalía, que pedía para el acusado una pena de cinco años por falsificar documentos como el libro de familia y obtener así el permiso de residencia en España, ha pactado con la defensa del párroco reconocer los hechos a cambio de rebajar la pena a 20 meses de prisión por el delito de falsificación más una multa, y otros cuatro meses de multa por el segundo delito.

Noticias relacionadas

El párroco captaba a ciudadanos que se encontraban en situación irregular en España, generalmente de nacionalidad nigeriana, para regularizar su situación a través de un falso matrimonio con ciudadanos españoles. Para encontrar a estar personas residentes en España con la que concertar el matrimonio, el párroco trabajó conjuntamente con otras dos personas, una de Argelia y otra de Sierra Leona, también condenadas por los mismos delitos con penas inferiores a las que pedía la Fiscalía.

Los extranjeros pagaban, para ser casados en falso, entre 300 a 700 euros. A cambio, lograban el libro de familia y la documentación necesaria para residir en España. El cura, presuntamente, confeccionaba las notificaciones de matrimonio canónico que posteriormente entregaba a los interesados para que fueran al Registro Civil.