En un supermercado de Madrid

Noelia de Mingo, la doctora que asesinó a tres personas en 2003, detenida por acuchillar a otras dos

Había salido de la prisión en 2017 bajo control de su familia por un trastorno psiquiátrico

Detenida Noelia de Mingo tras apuñalar a dos mujeres tras 4 años en libertad. / EFE / JUAN M. ESPINOSA / VÍDEO: EFE

4
Se lee en minutos
Europa Press

La Guardia Civil ha detenido la conocida doctora Noelia de Mingo, condenada por matar en 2003 tres personas en el Hospital Jiménez Díaz, por acuchillar a dos personas en un supermercado de la localidad de El Molar (Madrid), han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

La agresión múltiple se han producido esta mañana en el comercio situado en la avenida de España. Hasta el lugar se han desplazado sanitarios del Summa-112, que han atendido a dos personas acuchilladas. Una de ellas es una mujer de 46 años, que tenía una herida de arma blanca en el hemitórax izquierdo. Tras ser estabilizada, ha sido trasladada en ambulancia al Hospital 12 de Octubre de Madrid. También han asistido a otra persona, una mujer de 53 años, con varias heridas incisas de carácter moderado. Cuando sea estabilizada, será evacuada al hospital.

La Guardia Civil ha detenido poco después a la autora. Se trata de Noelia de Mingo, que salió de la cárcel en tercer grado en 2017 bajo control de la familia por su trastorno psiquiátrico. Vivía en la localidad de El Molar.

Una de las dos mujeres a las que agredió De Mingo, huyó del lugar del ataque, ocurrido en el interior del supermercado, y se resguardó en la farmacia que está en frente del supermercado.

Así se lo ha confirmado a Efe una de las trabajadoras de esta farmacia, quien asegura que la agresora no ha llegado a entrar en su establecimiento y de momento la tienda sigue cerrada porque la Policía va a acudir a recabar pruebas, aunque están dispensando medicinas a quienes las necesitan a través del guardiero.

Al inicio ha habido cierta confusión sobre el lugar del suceso, añade, porque una de las víctimas, la dueña del supermercado, ha salido a la calle tras el ataque y se ha resguardado en la farmacia, instantes antes de que sus cuatro trabajadores cerrasen la puerta.

La mujer estaba "muy nerviosa y preocupada" por lo que hubiera podido suceder en el interior de su tienda, pero no presentaba heridas de gravedad y "se encontraba bien" cuando los sanitarios del Summa 112 la han trasladado a La Paz con pronóstico moderado. Finalmente la atacante fue reducida por miembros de la Policía local en plena calle.

El suceso ha ocurrido a las 12:03 horas, cuando la Guardia Civil recibió una llamada alertando de que había una mujer muy alterada en el interior de un supermercado en la Avenida de España de El Molar.

La víctima más grave, la cajera

La víctima más grave es una cajera, de 46 años, sufre una herida en el hemitórax izquierdo. Fue estabilizada por los sanitarios del Summa 112 y trasladada con pronóstico grave al Hospital 12 de Octubre.

La otra víctima es la dueña del supermercado, de 53 años, tiene cortes superficiales y también ha sido enviada a un centro hospitalario con pronóstico moderado.

Noticias relacionadas

El abogado que representa a las familias de las víctimas mortales de la doctora Noelia de Mingo considera necesario que se cambie la ley para que haya un mayor control sobre agresores con enfermedades psiquiátricas que se encuentran en libertad tras haber cumplido sus condenas o estén en tercer grado bajo custodia familiar. Carlos Sardinero, el letrado de las familias, se opuso en mayo de 2017 a la puesta en libertad de la médico tras los informes favorables de los forense. La médico mató en 2003 a tres personas e hirió a otras cinco tras sufrir un brote de esquizofrenia. Fue absuelta del homicidio por padecer esquizofrenia paranoide, aunque se estableció para ella una medida de 25 años de internamiento en un psiquiátrico penitenciario. En 2017 se le concedió al tercer grado bajo control de la familia por su trastorno.

Ahora vivía en la localidad de El Molar bajo la custodia de su madre, de 79 años, y tenía un tratamiento ambulatorio y controles médicos cada dos semanas, con la orden de dar aviso si notaban que empeoraba.El letrado de las víctimas mortales ha señalado a Europa Press que le produce "mucha tristeza" lo ocurrido esta mañana tanto por las víctimas como por la propia Noelia. "En 2017, nosotros consideramos blanda la sustitución de la medida internamiento en centro psiquiátrico penitenciario por un tratamiento con custodia familiar y ahora nos damos cuenta de que la estábamos protegiendo", ha reseñado. Sardinero recuerda que entonces había informes forenses que determinaba que había una revisión completa de la enfermedad cuando la esquizofrenia paranoide es una enfermedad que no tiene tratamiento curativo.Tras ello, ha planteado que el legislador tiene que establecer otro tipo de mecanismos para que haya un control sobre este tipo de pacientes con enfermedades psiquiátricas con conductas violentas que se encuentran en libertad y que se encuentran "abandonados a su suerte".