En Palmanova

Detenidos dos jóvenes italianos por violar a una chica en Mallorca

  • La víctima, de 18 años, denunció que la retuvieron en la habitación de un hotel y la agredieron

Agentes de la Guardia Civil, durante un intervención.

Agentes de la Guardia Civil, durante un intervención. / MANU MIELNIEZUK

1
Se lee en minutos
Marcos Ollés

Dos jóvenes italianos de 18 y 19 años han sido detenidos por violar a una chica española de 18 años en un hotel de Calvià, en Palma. La víctima denunció que los dos acusados la retuvieron de madrugada en una habitación y la forzaron a mantener relaciones sexuales con ambos. El juez de guardia decretó ayer su ingreso en prisión eludible bajo fianza de 3.000 euros.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado lunes, según consta en la denuncia presentada por la chica, explicaron fuentes del instituto armado. La víctima, residente en el País Vasco, estaba pasando unos días de vacaciones en Mallorca con una amiga y el domingo salieron por la zona de Palmanova. Conocieron a dos chicos italianos, alojados en el mismo hotel que ellas, y estuvieron de fiesta.

Los cuatro regresaron juntos al establecimiento hotelero y las dos amigas se separaron. Una se fue a su habitación y la otra decidió ir a la de los dos chicos. Según explicó la víctima, una vez allí los acusados comenzaron a besarla y a manosearla. 

La joven se sintió incómoda y optó por irse del cuarto. Sin embargo, los sospechosos se lo impidieron. La retuvieron contra su voluntad y acto seguido la forzaron a mantener relaciones sexuales completas con los dos. 

La chica presentó una denuncia aquel mismo día y el juzgado de guardia activó el protocolo establecido. La joven fue atendida en el hospital Son Espases, donde un médico forense la atendió y trató de explorarla y recoger muestras. Sin embargo, la prueba no pudo llevarse a cabo porque la chica dijo sentir mucho dolor.

Noticias relacionadas

La Guardia Civil, tras tomar declaración a la víctima, identificó rápidamente a los dos presuntos autores de la violación y el mismo lunes los detuvo por un delito de agresión sexual. Los acusados fueron trasladados a dependencias policiales y se acogieron a su derecho a no declarar ante los investigadores.

Ayer fueron puestos a disposición judicial y el juez de guardia acordó por la noche su ingreso en prisión provisional eludible bajo fianza de 3.000 euros.