De madrugada

Unos ladrones revientan con explosivos un cajero automático en Riudellots de la Selva

Los delincuentes no han podido acceder al dinero y la Policía Local ha encontrado abandonado en Caldes el coche con el que han huido

Cajero automático de la sucursal bancaria Santander, en Riudellots de la Selva

Cajero automático de la sucursal bancaria Santander, en Riudellots de la Selva / ACN

2
Se lee en minutos
ACN

Esta lunes, unos ladrones han destruido con explosivos el cajero automático de la sucursal que el Banc Santander tiene en Riudellots de la Selva. Los hechos han sucedido hacia las tres y media de la madrugada, cuando los vecinos han escuchado un estruendo y, al salir a mirar qué pasaba, han visto un coche con dos personas que ha salido a la fuga a mucha velocidad.

Así, los saqueadores han provocado un destrozo importante en la entidad, pero sin conseguir su objetivo principal: acceder al dinero.

Los sucesos

El revuelo ha sucedido en las primeras horas del día, hacia las tres y media de la madrugada, cuando los criminales se han dirigido a la sucursal del Banc Santander de la calle Acàcies, justo a lado de la carretera C-25 que cruza Riudellots, con un coche que se está investigando si ha sido robado.

Los criminales han provocado una explosión que ha causado un gran revuelo en el vecindario y también muchos destrozos al cajero, el cual ha quedado inutilizable. Así, los vecinos han alertado en el momento del estallido a los Mossos de Esquadra, y han informado que parecen ser dos hombres. Pero, después del estropicio, los delincuentes no han conseguido llevarse el dinero que había dentro del cajero.

De todos modos, los Mossos d'Esquadra han activado inmediatamente diferentes patrullas y, gracias a las descripciones de los vecinos, han empezado a buscar el coche. Pero, al poco tiempo, la Policia Local de Caldes de Malavella ha encontrado el vehículo abandonado en el pueblo, sin nadie en su interior. Entonces, el caso ha ido a manos de la Unitat d'Investigació Avançada dels Mossos (un servicio de la Divisió Central d'Investigació), y la policía trabaja para conseguir identificar a los delincuentes.

Esta mañana, el banco ha puesto seguridad privada delante de la sucursal de la calle Acàcies.

Noticias relacionadas

Un cajero atractivo

Pero no se trata de la primera vez que esta sucursal sufre un robo de este tipo. Sin ir más lejos, el año pasado, unos encapuchados empotraron una grúa robada y arrancaron el cajero. Después lo cargaron en la plataforma y huyeron. También, en junio de 2016 -hace cinco años-, otros ladrones también reventaron el cajero con el mismo método que esta mañana, con explosivos.