Escuela Jesús, Maria i Josep del Pare Manyanet

Educació investigará el castigo al informático que denunció a un sacerdote por pedofilia

  • Los colegios profesionales arropan al técnico y se muestran dispuestos a tomar acciones legales contra la dirección del centro

  • El informático comunicó a los Mossos el hallazgo de porno infantil en el ordenador de un sacerdote

El informático posa de espaldas porque prefiere mantener oculta su identidad.

El informático posa de espaldas porque prefiere mantener oculta su identidad. / Robert Ramos

3
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

La Conselleria d’Educació ha solicitado información para investigar el caso del informático castigado por el colegio Jesús, Maria i Josep de Barcelona tras denunciar el hallazgo de 39 gigas de material pedófilo en el ordenador de un sacerdote de la congregación Pare Manyanet, titular de este centro del distrito de Sant Andreu. El trabajador halló por casualidad fotografías y vídeos de pornografía infantil y avisó a los Mossos d'Esquadra, que arrestaron al religioso y comenzaron una investigación que instruye un juzgado de Barcelona. Según destapó EL PERIÓDICO, la dirección del colegio y la congregación se ensañaron con el informático a quien culparon del revuelo mediático y acusaron de violar la cláusula de confidencialidad. Después de Semana Santa, el director le comunicó que debía comenzar a teletrabajar y la congregación le abrió un duro expediente informativo y lo amenazó con una querella. Educació estudiará lo ocurrido en un centro concertado que forma parte de la red de la Generalitat.

El informático, que sigue de baja por ansiedad, ha recibido este miércoles el apoyo del Col·legi Oficial d'Enginyeria Tècnica en Informàtica de Catalunya (COETIC) y del Col·legi Oficial d’Enginyeria en Informàtica de Catalunya (COEINF). En un comunicado conjunto, destacan su actuación "como un ejemplo para el colectivo" y recuerdan que el código deontológico obliga a los informáticos a reaccionar como lo hizo el del Pare Manyanet. Por ello, ambas instituciones avisan de que denunciarán cualquier acción coercitiva, de recriminación o sanción que el colegio emprenda contra el informático.

La denuncia del técnico hizo posible que arrancara una investigación por tenencia de pornografía infantil contra un religioso de 63 años, el sacerdote J.C., que estaba en contacto con menores porque vivía dentro del recinto de un colegio y era el rector de una parroquia . El cura J.C., que se encuentra apartado de sus funciones a raíz de estos hechos, fue en el pasado también profesor de Religión en otro centro de la orden, el Pare Manyanet Les Corts.

El informático ha recibido este miércoles por la tarde un correo en el que se le comunica que el expediente informativo ha quedado cerrado –cinco días después de que EL PERIÓDICO informara sobre lo ocurrido y sin que conste que haya mediado investigación interna alguna–. A pesar de esta marcha atrás, la represalia al trabajador, que guardó silencio en todo momento a petición de los agentes, inquieta también a los propios Mossos y a jueces, fiscales y abogados consultados por este diario.

Noticias relacionadas

Obligado a denunciar

Fuentes de los Mossos temen que la situación que vive el informático pueda resultar disuasoria en el futuro para otros trabajadores y recuerdan que "la denuncia es un deber de todo ciudadano" y que el Código Penal, en el artículo 464, castiga a los que con "violencia o intimidación" atenten contra quienes denuncian delitos con el propósito de que abandonen la vía judicial. Víctor Castells, miembro de la Unión Progresista de Fiscales, también subraya que cualquier ciudadano que tenga "conocimiento de hechos delictivos, como es la tenencia de material pedófilo tiene obligación de denunciar" y añade que, en caso de no hacerlo, "podría cometer un delito de encubrimiento". El abogado penalista Miguel Capuz recuerda que la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 262, establece que "los que por razón de sus cargos, profesiones u oficios tuvieren conocimiento de algún delito público, estarán obligados a denunciarlo inmediatamente (...)". El juez Francisco González Maillo, que remarca que es necesario una orden judicial para examinar un ordenador personal, ve procedente el aviso del informático a los Mossos al hallar por casualidad este material pedófilo.