Detenido en la AP-7

El conductor que circulaba con el cadáver de su pareja declara que hacían "un último viaje" juntos

  • El cuerpo presentaba un estado avanzado de descomposición y sus manos estaban momificadas, por lo que se sospecha que el hombre, de 88 años, habría fallecido hace tres semanas

  • Los recibos de aparcamientos y autopistas hallados en el interior del coche confirmarían que la pareja habría viajado por Italia, Madrid y Vilafranca del Penedés

Controles de frontera de la policía en la AP-7.

Controles de frontera de la policía en la AP-7. / Jordi Ribot Punti/ICONNA

1
Se lee en minutos
El Periódico

El hombre de 66 años detenido este jueves por circular en sentido contrario por la AP-7 -a la altura del Alt Empordà- ha declarado que el cadáver encontrado en el asiento del copiloto pertenece a su pareja: otro hombre de 88 años y de nacionalidad suiza que fue hallado en un "importante estado de descomposición" y que habría fallecido mientras la pareja hacía turismo por España.

El Juzgado de Instrucción 1 de La Bisbal d'Empordà (Girona) le ha dejado en libertad provisional. El juez le ha prohibido conducir en toda España y mantiene la causa abierta por un presunto delito de conducción temeraria, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

A la espera de los resultados de la autopsia, que se realizará en el Institut de Medicina Legal de Girona (IMLG), los Mossos d'Esquadra han informado que el cuerpo no presenta indicios de violencia.

De viaje romántico por Europa

Tras la fuga de más de 30 kilómetros en contradirección, los Mossos lograron atrapar al kamikaze y descubrir el cadáver de un varón de 88 años, tapado con una manta y con el cinturón de seguridad puesto.

Aunque en un principio el conductor ha explicado tres versiones diferentes de los hechos, todas ellas relacionadas con el coronavirus, ha terminado confesando que el cadáver se correspondía a su pareja, que sufría una enfermedad terminal.

Debido a su mal estado de salud, la pareja habría decidido emprender "un último viaje" por diferentes destinos de Europa. El hombre habría fallecido de forma natural durante el trayecto, según el relato del conductor, de origen gallego pero con la doble nacionalidad suiza y española.

Prácticamente momificado

Noticias relacionadas

El cuerpo sin vida presentaba un estado avanzado de descomposición, hasta el punto de que sus manos estaban momificadas, por lo que la policía sospecha que habría fallecido hace tres semanas.

Los Mossos deberán investigar si la versión de los hechos que ha dado el conductor se ajusta con la realidad. Por el momento, los recibos de aparcamientos y autopistas hallados en el interior del coche confirmarían que la pareja habría viajado por Italia, Madrid y Vilafranca del Penedés. En el vehículo también se hallaron maletas y diferentes objetos personales.