CRIMEN SIN RESOLVER

La Policía busca a un hombre joven con mascarilla por el asesinato de una mujer en Elche

Varios testigos señalan a una persona "de 20 a 30 años, con chándal gris y capucha" como el hombre que estranguló a Alicia el 6 de noviembre

Intentó meter el cadáver de la funcionaria dentro de la tubería de una acequia, pero tuvo que huir al ser sorprendido por varios caminantes

Alicia, la mujer estrangulada hace un mes en La Hoya (Elche).

Alicia, la mujer estrangulada hace un mes en La Hoya (Elche).
La mujer, de 45 años y funcionaria del juzgado, fue atacada mientras paseaba a su perro.

/

2
Se lee en minutos
Luis Rendueles
Luis Rendueles

Redactor

Especialista en sucesos, investigación

ver +
Vanesa Lozano
Vanesa Lozano

Redactora

Especialista en Sucesos

ver +

Alicia, una funcionaria de 45 años, fue estrangulada por la espalda mientras paseaba a su perro a las afueras de La Hoya, una pedanía de Elche, la tarde del 6 de noviembre. La Policía Nacional cuenta ya con varios testigos que vieron huir de la zona, una acequia donde se encontró el cadáver, a un hombre "joven, entre 20 y 30 años, que llevaba mascarilla contra el coronavirus", según ha podido saber EL PERIÓDICO.

Ese hombre iba vestido, según los testigos, con "un chándal de color gris y capucha". Los investigadores tratan ahora de ponerle cara y nombre, y para ello están revisando las cámaras de seguridad de la zona.

El robo, descartado

El ataque fue sorpresivo y la mujer murió allí mismo, en la acequia. Su asesino intentó meter el cadáver dentro de las tuberías, aunque no lo consiguió, y salió huyendo. La Policía ya ha descartado que el móvil fuera el robo.

 / el periódico / La mujer, de 45 años y funcionaria del juzgado, fue atacada mientras paseaba a su perro.

Los investigadores contemplan varias hipótesis sobre el crimen. La de un ataque con finalidad sexual no está descartada, tampoco que el crimen se haya debido al asalto violento y casual de un perturbado, dado que la mujer había bajado a sacar al perro. La autopsia de Alicia ha revelado que el estrangulamiento por detrás fue muy violento, al estilo de los ataques tipo mataleón, en los que los agresores sorprenden a las víctimas por la espalda, les pasan el brazo por el cuello y las estrangulan hasta hacerles perder el conocimiento para robarles.

Defensora de los animales

Noticias relacionadas

Como siempre en casos de asesinato, los policías repasan también la vida y el entorno de la víctima, tanto físico como en redes sociales. De momento no han encontrado nada sospechoso. Alicia, que trabajaba en los juzgados de Elche, estaba soltera y vivía con su madre.

Amante de los animales y comprometida con varias causas sociales, la mujer utilizaba sus redes sociales para reivindicar iniciativas solidarias, pedía firmas en change.org para hacer justicia en casos de animales maltratados y abandonados, prohibir el uso de animales en circos o conseguir que los menores de edad no participen en cacerías. Alicia también apoyaba propuestas para mejorar la vida de las personas con discapacidad, fomentar la investigación de enfermedades infantiles y para solicitar la repetición del juicio por el crimen de la joven sevillana Marta del Castillo.