EN EL RAVAL DE BCN

Detenidas 18 personas en un operativo conjunto en la discoteca Moog

Una persona estaba en 'búsqueda y captura' y ha habido 6 denuncias por tráfico de drogas

Los agentes de la Guárdia Urbana también han detectado "irregularidades" en el local

Redada de Mossos en el Raval

Redada de Mossos en el Raval / Mossos

1
Se lee en minutos
El Periódico

Agentes de los Mossos d’Esquadra, del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Urbana irrumpieron ayer en la discoteca Moog, en el barrio del Raval de Barcelona. Tras identificar a 170 personas, 18 de ellas fueron detenidas: una estaba en búsqueda y captura y el resto eran inmigrantes que no tenían los papeles en regla. Además, la Guardia Urbana detectó "irregularidades" en el local

El operativo conjunto de los tres cuerpos policiales se llevó a cabo a la una de la madrugada con una inspeción del establecimiento, situado en la calle del Arc del Teatre. El objetivo se enmarcaba en la detección de tráfico de drogas y la prevención de robos con violencia que se suelen dar en el entorno de la discoteca. Los Mossos arrestaron a la persona que tenía la orden de búsqueda, mientras que la Policía Nacional detuvo a los 17 inmigrantes que no tenían la documentación en regla. No trascendió si estas personas fueron internadas en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). La policía también tramitó seis denuncias por tenencia de éxtasis, cocaína, marihuana y hachís.

Según apuntaron los cuerpos policiales implicados en el dispositivo, este tipo de  operaciones se van a ir repitiendo en las zonas de ocio del distrito barcelonés de Ciutat Vella para "garantizar la seguridad ciudadana y el orden público".

Registro con excavadora en Alella

Las detenciones del barrio del Raval se produjeron un día después de una macrorredada en el barrio de Sant Roc de Badalona. En ella, los Mossos d’Esquadra desarticularon un clan criminal dedicado al tráfico de drogas el pasado viernes. En este otro operativo fueron detenidos almenos 40 personas, aunque se espera una cifra más abultada porque la investigación sigue abierta.

Noticias relacionadas

Este sábado, precisamente, los agentes de la policía autonómica resgistraron una finca de cinco hectáreas en el municipo de Alella (Maresme) que supuestamente estaba conectada con esta red de tráfico de drogas y de armas en Badalona. En ese registro se llegaron a emplear hasta un dron y una excavadora. La investigación, que empezó hace más de un año, continúa abierta y bajo secreto de sumario.