DEL 2007 AL 2011

Juicio al dueño de varios cines del Maresme que abusó de los menores que contrataba

La fiscal le imputa delitos de abusos sexuales con penetración, prostitución, corrupción de menores y exhibicionismo

Ocurrió entre los años 2007 y 2011, en diferentes localidades, y el acusado se enfrenta a 43 años y 3 meses de cárcel en total

Audiencia Provincial.

Audiencia Provincial. / archivo

3
Se lee en minutos
Anna Rocasalva

El próximo martes 10 de septiembre, en la Audiencia Provincial Penal 6ª, tendrá lugar el juicio contra un propietario de varios cines del Maresme, acusado de abusos sexuales, prostitución y exhibicionismo a tres menores de edad, y otros delitos de prostitución y corrupción de menores a cuatro menores más.

Los hechos ocurrieron en diferentes localidades entre los años 2007 y 2011. Según el fiscal, el acusado aprovechaba que era propietario de varios cines para contratar a menores varones, de los que abusaba sexualmente e incluso, a alguno de ellos, les ofreció dinero para mantener relaciones sexuales. 

La fiscal pide 43 años y 3 meses de prisión en total; sin embargo, la suma de las penas para cada delito tiene dos límites: no se puede imponer más del triple para la pena más grave, y el total no puede superar los 20 años de cárcel, según fuentes de la Fiscalía.

Abusos continuados

En el escrito de la calificación de la fiscal, al cual ha accedido EL PERIÓDICO, se relata que el procesado, Lluís G.M., mayor de edad, y con antecedentes penales “no computables a efectos de reincidencia”, en fechas no determinadas entre los años 2007 y 2011, habría llevado a cabo conductas que la fiscal ha descrito como “lúbricas” - es decir, libidinosas o lascivas - aprovechándose de su posición. 

Concretamente, Lluís G,M. habría usado la circunstancia de ser propietario de varios cines en el Maresme para acceder a menores varones a los que ofrecía trabajo repartiendo publicidad. Es el caso de tres de las víctimas, que fueron contratadas con dicha excusa, pero cuyo propósito fue abusar sexualmente de ellas de forma continuada.

El primer caso que se cita en el escrito de calificación se describe cómo, en el 2007, el acusado habría llevado a uno de los menores de edad contratados a un piso de Sant Just Desvern, dónde le habría instado a mantener relaciones sexuales con una prostituta, mientras el procesado se masturbaba y, posteriormente, le realizaba una felación a la víctima. Un suceso por el cual el menor “sufre un trastorno adaptativo mixto” a raíz del abuso, según el escrito de la fiscal.

Entre el 2009 y el 2011, el acusado tuvo unos treinta encuentros sexuales con otro menor, contratado para repartir publicidad, pero al que abusó a cambio de entre 30 y 50 euros. La mayoría de los hechos se produjeron en el interior de uno de los cines. El procesado, asimismo, solicitaba al menor que le presentara a otros para el mismo propósito.

Entre agosto de 2010 y el verano de 2011, Lluís G.M. también habría abusado sexualmente de otro menor hasta siete veces, en uno de sus cines. En ocasiones le mostraba pornografía de contenido homosexual y, tras cada encuentro, el procesado abonaba al menor entre 40 y 50 euros.

Por todo lo sucedido a estas tres víctimas, se acusa al procesado de tres delitos de abusos sexuales con penetración - dos de ellos de forma “continuada” -, dos delitos de prostitución y corrupción de menores, y un delito de exhibicionismo. 

Dinero a cambio de sexo

Además de las tres primeras víctimas, el acusado trató de abusar de cuatro menores más.

Entre el 2010 y el 2011, el procesado, "con propósito lúbrico", aprovechando el pretexto de ofrecer trabajo repartiendo publicidad del cine, contactó con cuatro menores a quienes propuso mantener relaciones sexuales a cambio de dinero pero ninguno de ellos accedió.

Por todo esto, se acusa a Lluís G.M. de cuatro delitos más de prostitución y corrupción de menores.

Noticias relacionadas

Asimismo, la fiscal pide 43 años y 3 meses de prisión en total, la prohibición de comunicarse con las víctimas y acercarse a ellas a menos de 1000 metros; y una indemnización de 39.000 euros en total por los daños morales ocasionados. 

El juicio se llevará a cabo a las 10 de la mañana del 10 de septiembre y continuará el día 12.