SECRETO DE SUMARIO

Una madre de 21 años, quinta víctima de la violencia machista en Catalunya

La joven fue trasladada en estado crítico el viernes al hospital de Bellvitge, que dio la voz de alarma

Los Mossos d'Esquadra han arrestado este lunes a su novio, de 22 años y peruano como ella, sobre quien pesaba una orden de alejamiento

Una patrulla de los Mossos d’Esquadra en la Barceloneta.

Una patrulla de los Mossos d’Esquadra en la Barceloneta. / RICARD CUGAT

3
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

La quinta víctima catalana de la violencia machista este 2019 se llama Nicole, es una mujer peruana de 21 años, madre de un niño de 1 año y medio y vecina de L’Hospitalet de Llobregat, según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO. Murió el viernes 2 de agosto por la tarde en el hospital de Bellvitge, después de ser trasladada en estado crítico desde su domicilio del barrio de Can Serra por una ambulancia del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM). Su pareja, también peruano y de 22 años, ha sido arrestado por los Mossos d’Esquadra este lunes a las tres de la tarde.

Nicole y Jimmy, el hombre arrestado por asesinarla, residían en un piso ocupado -propiedad de un banco- en el que se instalaron el día de San Juan del 2018. Se habían conocido en un viaje que él realizó a Perú hace tres años. Ella se quedó embarazada y voló a Barcelona para dar a luz a su hijo. La joven no tenía papeles aunque, tras nacer su hijo en España, ya había comenzado los trámites para regularizar su situación. Él jugaba al fútbol, y cobraba por hacerlo, en ligas latinoamericanas que se disputan en los campos de Can VidaletPubilla Cases y Can Buxeres. La pareja subsistía con alguna ayuda social y con los 50 euros que ganaba él por partido.

La pareja alquiló una de las habitaciones del piso ocupado a un compatriota, que ha explicado a este diario que entre ambos las discusiones no eran infrecuentes pero que nunca observó que llegaran a las manos. Hace un mes –cuando este hombre ya no vivía con ellos– sí hubo una discusión que a las dos de la madrugada sacó a los vecinos de su escalera de la cama. Poco después, Jimmy explicó a sus compañeros de fútbol que se había peleado con Nicole y que tenía una orden de alejamiento que le impedía acercarse a ella. Este último jueves, 1 de agosto, Nicole dio una fiesta para celebrar su santo –o su cumpleaños, según los vecinos– y se reunieron de nuevo con Jimmy tras 20 días de separación. "Bebieron aguardiente… y acabarían peleándose", especulan miembros de su comunidad.

Al día siguiente, viernes 2 de agosto, un agente de los Mossos tuvo que sacar a Nicole en brazos de aquel piso y descender los tres pisos hasta la calle. Allí una ambulancia trató de reanimarla. Fue trasladada al Hospital de Bellvitge, que certificó que había muerto.

Fuentes policiales aclaran que fue el propio hospital quien, al ver el estado en el que se encontraba Nicole, denunció los hechos y el juzgado de instrucción 1 de L’Hospitalet contactó con los Mossos para ordenarles que investigaran lo sucedido, bajo secreto de sumario. La Divisió d’Investigació Criminal (DIC) ha localizado finalmente a Jimmy este lunes, y lo ha detenido por la muerte de la joven.

Nicole estaba sola en España. Las ligas latinoamericanas recogieron este fin de semana unos 3.000 euros para poder celebrar una ceremonia y darle sepultura. Un juez deberá decidir ahora quién se queda con la custodia del bebé de año y medio que compartía la pareja. Los padres de él viven en Barcelona pero los de ella están en Perú.   

Noticias relacionadas

Entre enero y julio de este año 38 mujeres han sido asesinadas por la violencia machista en España, según el último balance del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad. Desde el año 2003, cuando comenzaron a contarse este tipo de crímenes, la cifra total de mujeres asciende a 1.014. Los Mossos, durante el 2018, recogieron 12.977 denuncias por violencia machista. 

El teléfono de la Generalitat 900 900 120 es un servicio gratuito y confidencial -no deja rastro en la factura telefónica- y funciona todos los días del año, durante las 24 horas del día. Dispone de profesionales, abogadas y psicólogas que pueden contactar con servicios de emergencia, si es necesario. Las personas que accedan al servicio pueden expresarse en 124 lenguas, entre ellas el catalán, el castellano, el inglés, el francés, el alemán, el italiano, el ruso, el árabe, el rumano, el croata y el chino.