MÁS DE DIEZ HORAS DE ENCIERRO

El policía atrincherado en Alcobendas se suicida

El inspector se ha disparado un tiro en la cabeza con su arma reglamentaria

1
Se lee en minutos

El inspector de policía de 46 años que este mediodía se ha atrincherado armado en un restaurante chino de la localidad madrileña de Alcobendas ha muerto tras dispararse un tiro en la cabeza con su arma reglamentaria. Los servicios de Emergencias de la Comunidad de Madrid le han practicado maniobras de recuperación, sin que hayan podido salvarle la vida. 

El agente había dejado una carta de despedida en Facebook asegurando que no le quedaban más ganas de vivir debido a problemas sentimentales. El inspector estaba en proceso de separación de su esposa.

También a través de las redes sociales el policía -que no ha estado conectado a internet durante su encierro- ha recibido mensajes de apoyo de numerosas personas que le pedían que desistiera de su intención y no se suicidara. Los negociadores de la policía han intentado también, sin éxito, hacerle desistir de la idea del suicidio. 

MEDIACIÓN DE UN AMIGO

El agente ha entrado solo en el restaurante chino Yin He, ubicado en el número 123 de calle del Marqués de la Valdavia, en torno a las doce del mediodía, y ha comido tranquilo, según el responsable del local. Luego ha hecho salir del establecimiento a los dos empleados que había a esa hora.

A media tarde, el suicida ha pedido la presencia de un amigo suyo de la policía que se ha presentado en el restaurante y con el que ha hablado por teléfono móvil. El conocido ha entrado acompañado de varios geos, lo que ha hecho que el inspector haya realizado disparos intimidatorios y los agentes han abandonado el local.

Noticias relacionadas

Hasta el lugar ha acudido también la esposa del inspector. Sin embargo, éste ha indicado que no quería saber nada de su mujer.

Finalmente, el hombre se ha suicidado pegándose un tiro en la cabeza, tal y como había avisado que haría. El inspector estaba destinado en la sección de Condecoraciones de la División de Personal de la Policía Nacional, en la calle Pío XII, de Madrid.