Quince afectados

Brote de coronavirus en los antidisturbios de la Guardia Civil en Catalunya aún no vacunados

  • Solo 3 de los 18 agentes que prestaban servicio en la central nuclear de Tarragona han dado negativo en la PCR, según la AUGC

  • En la planta han trabajado también 15 policías procedentes de León que sí estaban inmunizados y ninguno ha dado positivo, según la misma asociación

  • En cumplimiento de la orden judicial, el Govern ha comenzado esta semana a vacunar a los uniformados del instituto armado y de la Policía Nacional

Colas para la vacunación de policías en la comisaría de la Policía Nacional en la Zona Franca de Barcelona.

Colas para la vacunación de policías en la comisaría de la Policía Nacional en la Zona Franca de Barcelona. / Ferran Nadeu

Se lee en minutos

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha informado este martes por la tarde de un brote de coronavirus que afecta a las unidades antidisturbios de los GSR del instituto armado. Del total de 18 policías que estos últimos días han participado del dispositivo habitual que protege una de las centrales nucleares de la provincia de Tarragona, 15 han dado positivo por coronavirus en una prueba PCR.

Noticias relacionadas

Según el comunicado de la asociación, esta última semana, los policías habían "coincidido y convivido", explica su portavoz Alfonso Merino, con otros miembros del GRS procedentes de la provincia de León. Sin embargo, a diferencia de los radicados en Barcelona, los segundos sí habían sido inmunizados por el gobierno autonómico de Castilla y León y han dado negativo en la PCR. Para la AUGC, este caso es una "consecuencia" del "inconcebible retraso" en la vacunación de los uniformados que pertenecen a los cuerpos de seguridad estatales.

Este lunes 3 de mayo, el Govern ha comenzado, con dos meses y medio de retraso y por orden del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), a vacunar a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que trabajan en Catalunya. La campaña de vacunación para los Mossos d'Esquadra y para policías locales como la Guardia Urbana de Barcelona se inició a principios de febrero. Según la Conselleria de Salut, los funcionarios de las fuerzas estatales quedaron excluidos entonces porque la Delegación del Gobierno español no facilitó los datos necesarios. En sentido contrario, fuentes de la Delegación desmienten esta explicación y afirman que entregaron los datos solicitados por la Generalitat cuando estos los reclamaron. Con independencia de las versiones contradictorias entre administraciones, la realidad es que, a diferencia del resto de policías que trabajan en España, en Catalunya los agentes estatales no han comenzado a recibir la vacuna hasta este lunes, un retraso que ha provocado que se hayan sentido "menospreciados".