Equipamiento policial

Nueva comisaria conjunta de Mossos y Urbana en el Eixample

El espacio aspira a absorber una cifra importante de ciudadanos que necesitan denunciar delitos que han sufrido en la capital catalana

El ’conseller’ Sàmper y el teniente de alcalde Batlle, en la comisaría conjunta de Mossos y Guardia Urbana en el Eixample.

El ’conseller’ Sàmper y el teniente de alcalde Batlle, en la comisaría conjunta de Mossos y Guardia Urbana en el Eixample. / Mossos d'Esquadra

Se lee en minutos

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona disponen desde este lunes de una nueva comisaria conjunta. Está ubicada en el distrito del Eixample de Barcelona. En la nueva oficina, la tercera que comparten tras la del Passeig Joan de Borbò y el frustrado intento del espacio en la plaza de Catalunya, los ciudadanos podrán presentar denuncias indistintamente ante ambos cuerpos, con la idea de que las comisarías de policía local puedan asumir esta labor próximamente.

El conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper, y el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, han inaugurado el equipamiento de la calle de Aragón, que estará abierto en horario diurno -de 7.30 a 20.30 horas- los 365 del año. El comisario de Barcelona, Carles Anfruns, y el jefe de la Urbana, Pedro Velázquez, han coincidido en que con esta oficina se da un paso para que la policía local de Barcelona también puedan asumir en el futuro la recepción de denuncias.

Batlle ha destacado el "buen clima" en la relación entre ambos cuerpos, que atraviesa un "momento dulce" -"Barcelona está muy bien servida desde el punto de vista de seguridad", ha dicho-, después de permanecer encallados desde 2017 para sustituir la comisaría de denuncias de la plaza de Catalunya. El teniente de alcalde ha resaltado además la "experiencia exitosa" de la oficina conjunta que ya funciona en la Barceloneta.

Por su parte, Sàmper ha subrayado que la inauguración de esta oficina conjunta demuestra la apuesta de los Mossos d'Esquadra por un modelo de proximidad y transparencia, avanzando en el modelo de "Policía de Cataluña" junto a los 216 cuerpos de policías locales. En este sentido, ha evidenciado que la pandemia del coronavirus ha demostrado que las cúpulas de los Mossos y de las policías locales han "captado la idea" de forma "espontánea y natural, sin ninguna incidencia política", de avanzar hacia una mejor colaboración.

El conseller ha agradecido además a los agentes de los Mossos que hasta 2017 trabajaron en la comisaría de la plaza de Catalunya, en el sótano de la estación de metro y cercanías, en condiciones de insalubridad.

Noticias relacionadas

El comisario Anfruns, que en los próximos días será relevado en el cargo como jefe de los Mossos en Barcelona por su homóloga Marta Fernández, ha destacado que la nueva oficina los Mossos y la Urbana atenderán a los ciudadanos de forma indistinta, sea cual sea la tipología de su denuncia -con la excepción de los delitos que requieran una investigación de una unidad específica de los Mossos, como ocurre con los homicidios-.

El jefe Velázquez ha detallado que en la oficina habrá los mismos agentes de los Mossos que de la Urbana y ha subrayado que para la policía local será una oportunidad de implicarse en la recepción de denuncias, una especie de rodaje que espera que les sirva para poder extender esta práctica a sus comisarías en los próximos meses. Según Velázquez, su pretensión es que la práctica totalidad de comisarías de la Guardia Urbana de Barcelona puedan ser, con el tiempo, de atención a la ciudadanía de "manera integral".