Polémica en las redes

Policías en TikTok: un terreno de juego necesario pero resbaladizo

  • Muchos agentes ven frívolo el contenido que divulgan en esta red social las cuentas oficiales de los cuerpos de seguridad

  • Los Mossos transmitieron a los sindicatos antes de abrir su perfil que no iban a comprometer la imagen de la institución

  • La experta en contenidos digitales Patrícia Coll defiende el uso de estas plataformas pero aconseja medir bien los contenidos

Vídeo de Tik Tok publicado por la cuenta oficial de la Guardia Civil.

Se lee en minutos

La actividad de las cuentas oficiales de los cuerpos de seguridad en TikTok incomoda a un porcentaje "altísimo" de los agentes, asegura el portavoz del sindicato Fepol de los Mossos d'Esquadra, Toni Castejón. Sobre todo si los policías aparecen en actitudes que sus compañeros "consideran ridículas", como muchos de ellos juzgaron que sucedía en el baile de 'Jerusalema' que se marcaron funcionarios de la Guardia Civil. Una tensión latente que esta semana ha llevado a un sindicato de la Policía Nacional a reclamar la dimisión del responsable de prensa del cuerpo tras una discusión iniciada por los vídeos de la plataforma china. El perfil de los Mossos, que lleva mes y medio en funcionamiento, no despierta menos recelos. En ese malestar de los agentes subyace un salto generacional –TikTok es un reino virtual adolescente desconocido para la inmensa mayoría de los adultos– y se despliega un debate más profundo: ¿Hasta dónde deben llegar los cuerpos de seguridad en su obligación de estar conectados con los ciudadanos? ¿En una época de pérdida de respeto a la autoridad, estar en TikToc ayuda o complica las cosas?

La decisión de entrar no fue fácil, admite Patrícia Plaja, responsable de prensa de los Mossos, que ha necesitado medio año para vencer la oposición de quienes lo consideraban inapropiado. Y cada vez que busca la participación de los agentes para divulgar contenidos, sigue topando con la pregunta: "De acuerdo, pero esto no será para TikTok, ¿no?". Un prejuicio que, en cambio, no ha existido al recurrir a funcionarios de la última oposición –de entre 23 y 24 años– para promocionar la nueva convocatoria de casi 500 plazas. "Para ellos TikTok no tiene connotaciones negativas ni lo conciben como un canal que pueda resultar frívolo", razona Plaja.

"En TikTok abundan los retos, los contenidos dinámicos, breves, en tono desenfadado y casi siempre con música", describe Patrícia Coll, directora del Grado de Periodismo y Comunicación Corporativa de la Facultad Blanquerna (Universitat Ramon Llull). "¿Significa eso que solo puedes aparecer bailando?, para nada, significa que debes definir bien antes qué imagen de marca quieres trasladar teniendo en cuenta el contexto de cada plataforma", aclara. "Los ciudadanos, incluidos colectivos como las fuerzas de seguridad, no visten ni se comportan igual en un encuentro con niños de 10 años que en un acto oficial con embajadores, en el entorno virtual ocurre lo mismo", ejemplifica Coll, que cita el acierto estratégico –y sin precedentes– de la congresista americana Alexandra Ocasio-Cortez al jugar en directo por Twitch al videojuego Among Us para llamar a votar a los más jóvenes. "No me parece mal que la policía use TikTok pero debe ser consciente de que se la juega", advierte para recordar que la institución tiene que cuidar su reputación como lo haría al lanzar un mensaje a través de otro medio de comunicación.

Te puede interesar

"Nosotros no vamos a hacer nada que comprometa la esencia de lo que somos: policías. Pero en TikTok no puedes comunicar como lo haces en Twitter", argumenta Plaja, que supervisa cada contenido antes de que se publique. "Hace poco descubrimos que una música tiktokera que habíamos elegido contenía la palabra 'bitch' –zorra, en inglés–. Se oía muy de fondo pero no podemos permitirnos algo así. Vigilamos mucho", explica. Para Plaja, los Mossos tenían que estar en esta red porque aquí se mueve la población más joven y el cuerpo no puede dar la espalda a una franja social de la que, entre otras cosas, saldrán también los futuros agentes. "Nuestro presupuesto para campañas de difusión es escaso y estas redes sociales permiten llegar a mucha gente a un coste muy bajo".

La oficina de prensa de los Mossos, antes de dar de alta el perfil de TikTok, llamó a los sindicatos del cuerpo para avisarlos, dejar claro que no iban a difundir contenidos que pudieran deteriorar la autoridad de los policías y pedir que se les concediera un poco de tiempo antes de valorar la decisión. Castejón, que confirma esa llamada y reconoce que hasta la fecha no ha habido ninguna polémica, cree que muchos agentes del cuerpo catalán tampoco encajarían bien bailes como el de 'Jerusalema'.