Investigación de seis meses

La muerte de un camionero destapa los abusos de una empresa de Salou

  • Óscar le dijo a su mujer que no volvería a conducir el camión con el que se mató porque su mal estado ponía en riesgo su seguridad

  • Los Mossos descubrieron que la empresa había despedido poco antes a un trabajador que se negó a conducir ese vehículo por peligroso

  • Un mecánico reveló asimismo que los dueños exigieron que se montaran neumáticos desechados por viejos en el carruaje siniestrado

El camión estrellado el 3 de julio de 2020.

El camión estrellado el 3 de julio de 2020. / Mossos d'Esquadra

Se lee en minutos

Óscar (41 años) le dijo a su mujer que no iba a trabajar más con esta empresa de Salou. Conducir ese camión era peligroso y además pagaban mal. El viaje del 3 de julio de 2020 sería el último que haría para ellos, le aseguró. Ignoraba que también fue el último que hizo en su vida. Al día siguiente murió en un violento accidente en la A-2. Los Mossos d’Esquadra, tras medio año de investigación, han denunciado a los cinco dueños de la empresa de Óscar por delitos de homicidio por imprudencia grave y contra los derechos de los trabajadores.

El vehículo, un camión ‘bañera’, perdió el control a su paso por el municipio de Castellbisbal (Baix Llobregat) debido al mal estado de los neumáticos. Cruzó los dos carriles habilitados para velocidades superiores y terminó colisionando contra un panel informativo. El choque fue “tan fuerte” que destrozó la cabina en la que viajaba Óscar.

La investigación

Lo primero que llamó la atención de los investigadores de Trànsit de la Regió Policial Metropolitana Sud que acudieron a tomar notas sobre el terreno fue el estado en el que se encontraban los neumáticos: demasiado deteriorados para circular. Poco después, al contrastar los datos del vehículo con las bases de datos del Servei Català de Trànsit (SCT) averiguaron además que el remolque –la bañera en la que trasladaba material de obra– tenía la ITV caducada desde 2018. El odómtero reveló asimismo un dato no menos inquietante: había realizado más de un 1.100.000 kilómetros. Los camiones no se mueven por los mismos baremos que los turismos pero este era un vehículo que operaba en una cantera, lo cual elevaba el desgaste en comparación con los que solo se desplazan sobre asfalto y convertía la distancia acumulada en excesiva. Contactaron con la familia de la víctima para preguntar qué había ocurrido.

Así supieron de la conversación que Óscar y su mujer habían mantenido el día anterior, durante la que la víctima había comunicado a su pareja que había iniciado los contactos con otra empresa de transporte para dejar un empleo que acarreaba demasiado riesgo a causa del mal estado de los camiones. Los investigadores contactaron también con extrabajadores de la compañía. Uno de ellos explicó a los mossos que había sido despedido al negarse a conducir el camión con el que se mató Óscar. Una declaración que definitivamente puso a esta empresa de Salou en el punto de mira. Tras revisar la documentación del resto de su parque móvil, los policías constataron que el del carruaje siniestrado no era una excepción. En general, los vehículos de esta empresa –propiedad de cuatro hombres de nacionalidad española y de un quinto de nacionalidad colombiana– presentaban un mantenimiento deficiente y varios incluso tenían la ITV caducada.

Los neumáticos

Te puede interesar

Los policías acudieron a interrogar a uno de los mecánicos que había reparado camiones para la compañía. Este detalló la historia de los neumáticos que usaba Óscar el día que falleció. Un conductor había acudido al taller días antes del accidente para cambiarlos. El mecánico avisó ese día al conductor de que entonces no disponía de la marca blanca que exigía su empresa –un modelo de origen chino cuyo precio es muy inferior al de los principales fabricantes–. El camionero llamó para informar de que el coste sería superior esta vez y los propietarios respondieron que no iban a pagarlo, que lo que debía hacer el mecánico era montar neumáticos usados que hubiera desechado por viejos un cliente anterior. Así lo hizo.

Los Mossos han denunciado a los cinco propietarios en el juzgado de Rubí en el que se investiga este accidente, que los citará a declarar en los próximos días.