Investigación

Tres detenidos por la agresión grupal a un menor de Barcelona

  • Los Mossos han arrestado a dos de los agresores y a una chica que grabó el incidente y actuó de señuelo

  • La Fiscalía de Menores busca a otros adolescentes que también lo golpearon y que serán arrestados próximamente

  • Diversas fuentes policiales desmienten que la víctima sufra un trastorno del espectro autista

Agresión a un menor en el barrio de Sants de Barcelona.

Se lee en minutos

Los Mossos d’Esquadra han arrestado a dos de los autores de la agresión grupal a un chico de 17 años ocurrida en el recinto de Can Batlló de Barcelona el pasado 3 de enero y a la chica que grabó los golpes con su teléfono móvil. Tres en total, de momento. También han identificado al resto de participantes en la paliza. Los policías, que siguen las órdenes de la Fiscalía de Menores, todavía no han localizado a uno de los adolescentes que también lo golpean. Tanto la víctima como los arrestados son menores de edad. La agresión, grabada por una chica de la pandilla y difundida por Instagram, ha levantado una ola de indignación debido a la violencia que muestran los atacantes contra un chico que no se defiende, solo suplica que no le peguen más.

El primer arrestado por la policía catalana se entregó ayer martes al mediodía, horas después de que el episodio saltara a los medios de comunicación, en una comisaría de Terrassa, a pesar de que todos ellos son de Barcelona. La segunda arrestada, la chica, es quien graba el vídeo y también quién habría actuado como señuelo de la víctima después de haber tenido un problema con este. Los investigadores creen que ella fue quien lo citó en este lugar, la parte trasera de un edificio del recinto de Can Batlló, y allí lo esperó junto al resto de adolescentes. Fue detenida ayer martes por la tarde. El tercer menor ha sido arrestado este miércoles al mediodía y es otro de los jóvenes que propina puñetazos. Los tres han pasado a disposición de la Fiscalía de Menores y la investigación sigue abierta. No se descartan nuevas detenciones. Como no solo lo golpearon sino que terminaron robando su teléfono móvil, las diligencias se instruyen por un delito de lesiones y otro de robo con violencia. Los Mossos devolvieron ayer por la tarde a la víctima el teléfono que le sustrajeron. Diversas fuentes policiales consultadas por este diario desmientieron, en sentido contrario a la información que se viralizó, que el menor agredido sufra un trastorno autista.

Vídeo viral

La conmoción causada por las imágenes de la agresión provocaron que varios usuarios de las redes sociales y comunidades virtuales se volcaran en identificar a los implicados y difundir sus cuentas de Instagram y sus números de teléfono. Ayer martes algunos de los familiares de los agresores recibieron llamadas de desconocidos. También se sugirió desde plataformas como Telegram una acción de venganza colectiva citando a los voluntarios en el mismo recinto de Can Batlló para dar con los agresores.

Una patrulla de los Mossos en Can Batlló para evitar que haya incidentes.

/ Sergi Conesa

Te puede interesar

Grupos de adolescentes desplazados desde distintos puntos de Barcelona, e incluso de municipios cercanos como Castelldefels, llenaron el espacio ayer martes por la tarde. La mayoría, sin embargo, al ser preguntados sobre por qué estaban allí, remarcaban que venían a curiosear o en apoyo a la víctima pero no con la voluntad firme de participar de ningún linchamiento. Patrullas de los Mossos y de la Guardia Urbana, junto a un trío de educadores sociales, se acercaron al parque para mantener el orden. En el punto exacto de la agresión, al que varios menores se dirigieron para hacerse selfies, aparecieron dos pintadas: “Fuck abusadores” y “No + abusos”. Algunos de los chicos explicaron que el grupo investigado había protagonizado en el pasado algún hecho similar con el fin de lucirlo en una cuenta de Instagram –ya cancelada– para lograr “notoriedad”. “Y ahora se les ha ido la olla”, concluían.  

Jóvenes se concentran en Can Batllo tras la agresión.

/ Sergi Conesa