LA OTRA CARA DE LOS DISTURBIOS

Pablo Alcaide, el joven que ha quedado con sus amigos para limpiar los destrozos de Logroño

"Estamos hartos de pagar todos por un grupo de violentos", asegura el chaval, de 16 años e hijo de una barrendera de la ciudad

Pedro Sánchez y la presidenta de la Rioja, Concha Andreu, agradecen la actitud del chico, "un ejemplo para la juventud"

 Limpieza tras los disturbios de ayer en Logroño / VIDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Laura Estirado

Pablo Alcaide es un chaval de 16 años de Logroño que este domingo por la mañana se ha levantado temprano y ha quedado con sus amigos para limpiar los destrozos que la noche pasada dejaron tras des sí unos manifestantes airados contra las restricciones por la pandemia: arrojaron piedras contra escaparates, quemaron contendores, saquearon tiendas y esparcieron la basura por las calles. Hubo cargas de los antidisturbios... Una batalla campal que esta mañana se traducía en basura por todas partes.

Así que Pablo, de 16 años e hijo de una barrendera de la capital riojana, se le ha ocurrido convocar a sus amigos a través de Instagram para reparar los destrozos, en una respuesta ejemplar frente a los que estos días se decantan por la violencia y el desorden.

Pablo presenció anoche lo ocurrido y le pareció "super feo". "Yo que tengo una madre barrendera sé lo que es deslomarse la espalda para llevar un plato de comer, y no me parece ni medio normal, aquí tendrían que venir más refuerzos a limpiar por lo que causaron ayer algunas personas".

"Harto de pagar todos por un grupo"

Así que lo ha hablado con sus amigos y lo ha publicado en su 'Stories': "Hemos quedado a las nueve y media. Cada uno se podía traer bolsas, guantes... para solucionar todo y poder arreglar lo máximo posible, porque estamos ya hartos de pagar todos los adolescentes por un grupo nada más".

Han recogido piedras, y ramas, y han barrido la zona cero de la trifulca de anoche. También han recolocado los carteles del maltrecho paseo de El Espolón, con las fotos del 13º Concurso Fotográfico Naturaleza de la Rioja.

Otro chico de la pandilla de Pablo le ha contado a Televisión Española que se sintió "impotente" al ver su ciudad "saqueada y quemada".

Gratitud del presidente

El ejemplo de estos chavales ha llegado hasta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que les ha agradecido su actitud y les ha puesto como ejemplo: "La juventud de nuestro país es esto generosidad, responsabilidad, compromiso. Valores que nos engrandecen como sociedad", ha escrito el jefe del Ejecutivo en Twitter. 

"Nuestra fuerza está en poder contar los unos con los otros", ha recalcado, instando a seguir "combatiendo al virus con unidad".

Por su parte, la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha asegurado que pondrá todas sus "energías" en "seguir luchando contra la pandemia, adoptando las medidas que sean necesarias para salvar vidas" y ha subrayado que la sociedad riojana no tolerará conductas incívicas.

Estas palabras las ha pronunciado en una reunión con los alcaldes de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza; de Haro, Laura Rivado; y de Nájera, Jonás Olarte, para transmitir la condena del Gobierno riojano y de estos ayuntamientos ante los disturbios ocurridos anoche.

La presidenta Andreu ha insistido a través de su cuenta de Twitter que no permitirá que "unos pocos violentos destrocen el bien común", y también ha agradecido la actitud cívica y digna de chavales como Pablo:

La Rioja está confinada perimetralmente hasta el próximo 29 de noviembre y, desde el pasado viernes, 30 de octubre, Logroño y Arnedo también lo están y la hostelería de ambos municipios permanecerá cerrada durante un mes.