06 jul 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN BAJO SECRETO

El misterio de la última tonelada de cocaína en el puerto de Barcelona

Policía Nacional, Guardia Civil y Aduanas investigan a una red de narcos que trató de aprovechar el estado de alarma para introducir la droga

Los investigadores descubrieron dos cargamentos diferentes en el puerto de BCN, procedentes de México

Luis Rendueles

Imagen de otro alijo de 500 kilos de cocaína incautada en el puerto de Barcelona.

Imagen de otro alijo de 500 kilos de cocaína incautada en el puerto de Barcelona. / MOSSOS

Dos grandes cargamentos de droga entraron en el puerto de Barcelona durante el estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Ocultos en cuatro contenedores, fueron descubiertos en una investigación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera. En total, había más de una tonelada de cocaína y una pequeña cantidad de metanfetamina, según ha podido saber EL PERIÓDICO.  Los investigadores tratan ahora de desentrañar qué grupo de narcotraficantes está detrás de estos envíos.

El caso está siendo investigado bajo secreto de sumario por un juzgado de Barcelona. Los primeros datos de la investigación apuntan a México. De allí proceden, según pudo confirmar EL PERIÓDICO, los dos envíos cargados de droga y descubiertos en Barcelona.  La operación policial permitió recuperar la cocaína que se trataba de introducir en Catalunya, pero no hubo detenidos en el puerto.

Narcos mexicanos o colombianos

Fuentes de la lucha contra el tráfico de drogas explican que no se saben si estos últimos envíos forman parte del desembarco en Catalunya de los cárteles mexicanos o, sigue siendo cuestión, como hasta ahora, de un grupo de narcos colombianos. El hecho de que, además de la cocaína, se hayan incautado de metanfetamina (cristal), podría avalar la participación de grupos mejicanos en la operación.  Las mismas fuentes indicaron que la cocaína puesta en destino, en las calles, se vende a unos 30.000 euros el kilo, diez veces más de lo que cuesta en Colombia. Es decir, la última incautación en el puerto de Barcelona habría supuesto unos ingresos de 30 millones de euros para los traficantes.

Ya en febrero de este año, un mes antes de la entrada en vigor del estado de alarma, la policía detuvo en Barcelona a dos personas vinculadas al cartel mejicano de Sinaloa que trataban de instalarse en Catalunya, en lo que se bautizó como operación Higuita.

Otros 500 kilos en abril

El pasado mes abril, ya en pleno estado de alarma, la Guardia Civil localizó otros 495 kilos de cocaína en el puerto de BarcelonaTres personas fueron detenidas entonces en una operación antidroga que no guarda relación, según las fuentes consultadas por este diario,  con la tonelada de cocaína que ha llegado desde Méjico. En aquella ocasión, la cocaína venía oculta en contenedores de madera que procedían de Paraguay.

En cuanto a la metanfetamina, las fuerzas de seguridad ya detectaron su entrada en cantidades importantes el año pasado. Más de 600 kilos fueron localizados en un garaje en Barcelona y más de mil kilos en Alicante. En el caso de esa droga, popularizada por la serie 'Breaking Bad', los narcos utilizan España como trampolín hacia Centroeuropa, donde es más cotizada y tiene más compradores.