28 may 2020

Ir a contenido

ESTAFÓ 402.000 EUROS CON SU ENFERMEDAD

El padre de Nadia Nerea reclama su custodia: "Ella no tiene futuro sin mí"

Un informe entregado al juez se opone y defiende que la menor, de 15 años, siga tutelada por el Gobierno de Baleares y viviendo con sus tíos maternos

El juicio para decidir sobre el futuro de la niña, enferma de tricotidistrofia y que fue famosa por sus apariciones en televisión, se aplaza por el coronavirus

Luis Rendueles

Nadia Nerea y sus padres con Ana Rosa Quintana en noviembre de 2016, poco antes de que fueran detenidos por estafa.

Nadia Nerea y sus padres con Ana Rosa Quintana en noviembre de 2016, poco antes de que fueran detenidos por estafa.

Su historia y su enfermedad conmovieron y luego indignaron a miles de ciudadanos. Sus padres fueron condenados por estafa por la Audiencia de Lleida y ella pasó a ser tutelada por la Generalitat. Nadia Nerea tiene ya 15 años y vive en un pueblo de Mallorca con sus tíos maternos. Sus padres, que han recurrido la sentencia, reclaman ahora recuperar su patria potestad y que vuelva a vivir con ellos.

Un informe de una psicóloga y una trabajadora social del Instituto de Medicina Legal de las Islas Baleares rechaza esa opción. El futuro de la adolescente, que padece tricotidistrofia y necesita cuidados constantes, pero cuya vida no corre peligro inminente como proclamaba su padre por las televisiones, iba a decidirse el 4 de mayo en el juzgado número 12 de Palma de Mallorca, pero la pandemia del coronavirus ha provocado su aplazamiento.

En diciembre de 2016, sus padres, que vivían en Figols i Alinyà (Alt Urgell), fueron detenidos y acusados de estafa. Entonces la menor fue declarada en desamparo por la Generalitat y pasó a vivir con sus tíos maternos en Santa María del Camí, un pueblo de Mallorca. Allí vive también ahora su madre, Margarita Garau, que pasa los fines de semana con la niña,  se gana la vida limpiando casas y acude a cursos de formación. El padre, Fernando Blanco, salió de prisión en junio de 2019 y según el informe de los peritos, se instaló en Cambrils (Tarragona). Visita a su hija una vez al mes y mantiene videollamadas con ella.

El número 1

En la entrevista con los peritos, el padre de Nadia afirma que actualmente es "formador motivador de grupos y de forma individual para crecimiento personal". Entre sus proyectos de futuro incluye escribir un libro y volver a poner en marcha la asociación para ayudar a su hija. Reclama la patria potestad de su hija o, al menos, que le den la custodia a su esposa. "Yo era el número uno… Sin mí, Nadia no tiene futuro", llega a afirmar en su entrevista que consta en el informe judicial.

El informe psicosocial entregado al juzgado rechaza esa posibilidad. Considera que el padre de Nadia "presenta rasgos compatibles de personalidad de tipo narcisista y alteración del estado de ánimo subyacente, compatible con características relacionadas con episodios hipomaníacos de carácter patológico" y propone que reciba "exploración médico-psiquiátrica" porque ve afectada "la capacidad parental y la toma de decisiones en aras de favorecer el desarrollo en las diferentes esferas de su hija".  

La madre

La madre de Nadia, Margarita Garau también ha pedido recuperar la patria potestad y la custodia de su hija. En su caso, el informe entregado al juez es menos duro. "La Señora Garau no presenta rasgos de tipo patológico ni de personalidad anómala”, aunque sí advierte "carencias en las habilidades sociales y emocionales y sintomatología ansiosa, que están siendo objeto de intervención, junto a falta de confianza en los demás y conflictividad interpersonal que incide en su red social y de apoyo". En el documento de los peritos se recoge que el rol protagonista para buscar soluciones a la enfermedad de su hija siempre lo tuvo Blanco, quedando la madre dedicada a los cuidados diarios de la niña.

El abogado de la madre, Alberto Martín, asegura que Garau "vive con la abuela de la niña y tiene una vida estructurada" para poder tomar las decisiones sobre la vida diaria de la adolescente. La madre "no tuvo ninguna participación en la recaudación de dinero para los posibles tratamientos"; de esas cuestiones, subraya, "solamente se encargaba el padre de Nadia". La niña reclama "vivir con la madre de manera permanente", añade.

Los tíos

El informe, en cambio, concluye que "ambos padres presentan dinámica familiar, actitudes, estilo educativo y proyectos desfavorables" para la educación de su hija. También, que tienen "expectativas poco realistas sobre las necesidades de la menor y de cómo llevar a cabo los proyectos personales y familiares".

Propone por ello que la adolescente siga tutelada por el Gobierno balear y acogida en casa de sus tíos maternos. "La menor se siente integrada en el entorno de los tíos, con vínculo afectivo, y en su entorno escolar, con integración en el grupo de iguales. El entorno escolar pone a disposición los medios necesarios (logopedia, psicopedagogo, rehabilitación, comedor, relaciones sociales con iguales, transporte escolar".

Apariciones en televisión

Entre 2010 y 2016, Nadia Nerea apareció en varios programas de televisión y reportajes de prensa. Su padre, Fernando Blanco, había fundado la Asociación que lleva su nombre y pedía ayuda para supuestos tratamientos e intervenciones quirúrgicas en el extranjero. Aseguraba que la niña corría peligro de muerte y que había buscado tratamiento en Estados Unidos, Brasil y Afganistán, entre otros lugares.

Así, según la sentencia de la Audiencia de Lleida, llegaron a estafar 402.232,65 euros. Hoy, su padre no realiza "autocrítica", según  el informe psicosocial, y llega a decir que la niña "disfrutaba mucho, le gustaba" ir a televisión y desmiente que faltara habitualmente al colegio. La madre añade que a su hija le gustaba "conocer a famosos" en aquellas visitas a los platós.