28 may 2020

Ir a contenido

EN LA RIOJA

Las 13 personas confinadas en un burdel concluyen su cuarentena y están sanas

El ayuntamiento de Rincón de Soto y Servicios Sociales lograron que tuvieran alimentos y control sanitario desde que se detectó allí el coronavirus

La mayoría son mujeres extranjeras que son prostituidas y viven en el club Macumba, junto a la carretera. No tienen otro domicilio ni un lugar donde ir

Luis Rendueles

El Club Macumba, en Rincón de Soto (La Rioja), donde han pasado la cuarentena 13 personas.

El Club Macumba, en Rincón de Soto (La Rioja), donde han pasado la cuarentena 13 personas. / GOOGLE STREET VIEW

Trece personas que estaban confinadas en el club Macumba, un local dedicado a la prostitución a las afueras de Rincón de Soto (La Rioja)  han concluido ya su cuarentena, según explicó a EL PERIÓDICO una de ellas. El alcalde de la localidad, Carlos Paúl, confirmó a este diario que "todas las personas que han pasado allí la cuarentena por coronavirus están ya bien. Esa medida les ha sido ya levantada, aunque deberán seguir teniendo cuidado y cumplir el confinamiento como el resto de ciudadanos", añadió.

Dentro del club, de más de cien metros cuadrados y situado junto a la Nacional 232, han estado pasando la cuarentena por coronavirus trece personas. La mayoría son mujeres prostituidas allí.  La voz de alarma se dio a finales del mes de marzo, con el local ya cerrado. La cocinera tuvo síntomas de Covid-19 y dio positivo, según informó el diario La Rioja. Otras personas también se contagiaron. Personal sanitario del Centro de Salud acudió al local de alterne para realizar las pruebas de la enfermedad.

Decisión sanitaria

El alcalde de Rincón de Soto, Carlos Paúl, explica que ante los primeros casos de coronavirus en el Macumba, una situación insólita, se decidió "priorizar la salud de todos". "Las autoridades sanitarias decidieron que estas personas pasaran la cuarentena dentro del local. Está en las afueras, en un polígono. Es grande... Trasladarlas a todas y llevarlas a domicilios donde no hubiera un control era complicado", explica. Las mujeres que son prostituidas en Macumba son extranjeras, viven allí y la mayoría no tienen domicilio en España.

Durante estas dos semanas, el ayuntamiento se coordinó con el gobierno riojano. Las personas confinadas en Macumba han recibido alimentos a través de Cruz Roja y Servicios Sociales. Comieron arroz, carne y tuvieron tabaco en la máquina del local, según una de ellas. Un médico del Centro de Salud del pueblo llamaba cada día para seguir la evolución de la cuarentena.

Así descubrieron que una de las mujeres tuvo síntomas y fue trasladada al hospital de Calahorra, del que pronto recibió el alta. El resto pasaron el confinamiento dentro del club, "algunos asintómaticos y otros con síntomas leves", confirmaron a este diario. No consta que haya habido otros incidentes. Los cinco empleados de Macumba han pasado estas dos semanas en sus casas. La cocinera también se fue a su domicilio. Todo el  dispositivo ha concluido ya con éxito.

Sabina y Barón Rojo

Macumba fue una enorme discoteca en la que actuaron Camilo Sesto, Joaquín Sabina, Bigote Arrocet y Barón Rojo, entre otros. A mediados de los años 90 fue reconvertida en prostíbulo. En el año 2004, la Policía Nacional detuvo al dueño del local y a un hombre de su confianza por formar parte, presuntamente, de una red que introducía ilegalmente mujeres en España para explotarlas en la prostitución. Entonces fueron identificadas en el club ocho mujeres (de Colombia, Nigeria, Rusia y Brasil), algunas de las cuales vivían en el local.

A partir de hoy, las confinadas de Macumba podrán salir al enorme aparcamiento del club, junto a la carretera nacional. El local seguirá cerrado, hasta que se levante el estado de alarma. Su encargado planea reabrirlo. En teoría, las mujeres podrían irse a sus casas para pasar allí el resto de confinamiento. La mayoría, no tienen.