22 sep 2020

Ir a contenido

FRENTE A TÁNGER

Localizados restos que avalan el naufragio del pesquero 'Rúa Mar'

Otro barco de pesca encontró este domingo las lanchas salvavidas vacías y bidones de aceite

Salvamento Marítimo trabaja ya contrarreloj para montar el sónar y un robot con el que comenzar la búsqueda submarina

Julia Camacho

Pesquero ’Rúa Mar’, desaparecido en el Estrecho.

Pesquero ’Rúa Mar’, desaparecido en el Estrecho. / EFE / MINISTERIO DE PESCA

Los peores presagios se van confirmando en los puertos de Barbate Algeciras (Cádiz). Un barco pesquero que participaba en las labores de búsqueda del 'Rúa Mar', desaparecido desde el pasado martes, localizó este domingo varios bidones de aceite y las dos lanchas salvavidas de la embarcación, lo que apuntala la tesis de un naufragio. El dispositivo de rescate mantiene los rastreos por mar tierra, aunque cada vez son menos las esperanzas de localizar con vida a alguno de los seis ocupantes. Todos los esfuerzos se concentran así en la búsqueda submarina, que se iniciará en cuanto terminen los trabajos de montaje del sónar y el robot que debe rastrear la zona. Una fragata oceanográfica está ya realizando un primer mapeo para detectar posibles puntos de interés.

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, certificó el hallazgo de las dos lanchas salvavidas, cuyos números de serie ya han sido contrastados con el armador para comprobar que efectivamente pertenecían al 'Rúa Mar'. Según indicó, fueron encontrados en torno a las 14.30 horas de este domingo en la zona donde, según los cálculos realizados acerca de la deriva del mar, podía estar el barco: las inmediaciones de la playa del Retín, en el municipio de Barbate. El diario Europa Sur apunta a que, según las fuentes consultadas, las balsas se encontraban en una caja cerrada, sin activar.

Colisión "improbable"

El hallazgo, señaló Pacheco, afianza por tanto la tesis de que el barco naufragó, probablemente a causa del temporal y la mala mar. No obstante, se ha seguido analizando la posible presencia de buques y otras embarcaciones que pudieran estar en la zona del 'Rúa Mar' en el momento en que saltó la radiobaliza de emergencia, a fin de determinar si el pesquero pudo sufrir una colisión. “No se descarta, pero cada vez parece más improbable”, apuntó el subdelegado del Gobierno, “ninguno de los barcos coincide en tiempo y lugar exacto con el punto donde estaba el pesquero, siempre fueron unas millas alejados, y antes o después de saltar la radiobaliza”.

La radiobaliza del 'Rúa Mar' saltó pasada la medianoche del miércoles en una zona a 28 millas del Cabo Espartel, frente a las costas de Tánger (Marruecos), momento en que se le pierde la pista. El barco, de 14 metros de eslora y dedicado al palangre de fondo, había salido un día antes a faenar con seis tripulantes: el capitán, el ingeniero y cuatro marineros. Todos ellos son vecinos de Algeciras, y dos de ellos están emparentados con el presidente de la Asociación de Armadores.

Las esperanzas de que alguno de ellos aparezca con vida se desvanecen con el paso del tiempo, y aunque se mantiene la búsqueda por mar y tierra, con la idea de que hubieran podido ser rescatados y llevados a Marruecos por otra embarcación, esta tarea ha pasado a segundo plano. La noticia ha causado desolación entre los familiares que esperaban novedades en el puerto, y que han necesitado atención psicológica.

Así, los esfuerzos se concentran ahora en la búsqueda del pecio. Los técnicos de Salvamento Marítimo trabajan ya en la instalación del sónar cedido por el Instituto Español Oceanográfico (IEO), que finalmente se ha decidido que vaya junto al robot en el buque remolcador 'Clara Campoamor', de mayor envergadura y capacidad. Una vez concluyan las pruebas de anclaje y estabilidad, el buque se desplazará hasta la zona del naufragio.