22 sep 2020

Ir a contenido

Salvamento Marítimo plantea ya la búsqueda submarina del pesquero desaparecido en el Estrecho

El dispositivo de rescate no ha logrado encontrar ningún resto del Rúa Mar en superficie

Las labores se concentran en un área de hasta 500 metros de profundidad y fuertes corrientes

Julia Camacho

Declaraciones del delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández.

La búsqueda por mar aire del pesquero gaditano Rúa Mardesaparecido desde el pasado martes cuando salió a faenar pese al temporal, concluyó este viernes sin hallazgo alguno de la embarcación o sus seis tripulantesSalvamento Marítimo y la Guardia Civil han descartado una posible colisión con algún mercante de la zona, por lo que, aunque se sigue a la búsqueda de supervivientes, ya se ha contactado con el Instituto Español de Oceanografía (IEO) para acometer un rastreo submarino. Una fase que, según reconocen las autoridades, se presenta bastante compleja por cuanto se trabaja en una zona con profundidades de hasta 500 metros y fuertes corrientes marinas.

El Rúa Mar, un pesquero de 14 metros de eslora con base en Barbate y dedicado al palangre de fondo, salió a faenar la noche del martes, desafiando la mala mar y el temporal. En la madrugada del miércoles al jueves, cuando la embarcación estaba a unas 28 millas al noroeste de Cabo Espartel, frente a las costas de Tánger (Marruecos), saltó la radiobaliza de emergencia en Salvamento Marítimo. Desde entonces se le perdió el rastro, siendo imposible contactarle siquiera por radiofrecuencia. A bordo iban el patrón del barco, un ingeniero y cuatro marineros, todos ellos vecinos de Algeciras (Cádiz).

Según ha explicado la subdelegación del Gobierno en Cádiz, durante todo el día se han realizado búsquedas constantes con helicópteros, aviones y buques de Salvamento Marítimo y Guardia Civil. Y aunque las condiciones meteorológicas han permitido una amplia visibilidad en la zona donde desapareció el Rúa Mar, no se ha podido encontrar ningun rastro. Así, los únicos elementos que se han podido rescatar hasta el momento son la radiobaliza y unas boyas del pesquero.

Un primer análisis muestra que ese dispositivo de emergencia se activó de manera automática, ya que el sello que se rompe al tener que activarlo de forma manual sigue intacto, por lo que “la opción es que se ha podido tirar al agua o se ha activado por hundimiento”, explican. De esta forma, y ante la opción que de sufrieran un golpe de mar, la búsqueda se ha concentrado en hallar a los posibles supervivientes.

Consultas a otros buques

Asimismo, los servicios de rescate han rastreado la traza o ruta de los buques y barcos que estaban por la zona en el momento en el que se activó la señal de la radiobaliza y se ha entrevistado a la tripulación para descartar también la colisión con otro buque, una de las hipótesis barajadas inicialmente. De hecho, Capitanía Marítima ha inspeccionado el buque más cercano, con ruta a Algeciras, en busca de restos de un posible impacto, pero sin resultados.

En la búsqueda participan dos buques de salvamento de la Armada, el SAR Mastelero y el BAM Relámpago, que se van turnando, así como medios aéreos de Salvamento Marítimo y Guardia Civil y una fragata de la Marina Real marroquí, que además ha colaborado con la Guardia Civil en la labor de búsqueda e investigación en aguas y puertos marroquíes. Asimismo, se han sumado a las labores de rescate varios pesqueros con base en Algeciras.