Ir a contenido

LA MADRUGADA DE SANT JOAN

Un juez encarcela a tres jóvenes por una presunta violación grupal en Cambrils

Los chicos, dos vecinos de Salou y el otro de Cambrils y de 20, 21 y 26 años, permanecerán en la cárcel Mas d'Enric

Los arrestados presuntamente atacaron sexualmente a la joven DJ en la habitación de una vivienda

J. G. Albalat

Manifestación de apoyo a la víctima de la Manada de Manresa en València, este lunes.

Manifestación de apoyo a la víctima de la Manada de Manresa en València, este lunes. / MIGUEL LORENZO

Tres jóvenes de entre 20 y 26 años seguirán en prisión preventiva en la cárcel de Mas d’Enric, en la localidad del Catllar (Tarragonés) como presuntos autores de una violación grupal a una joven, según consta en el auto dictado este lunes por el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus, Diego Álvarez de Juan.

Los hechos ocurrieron, la mañana del día de Sant Joan, 24 de junio, cuando la joven, DJ en una discoteca de Cambrils, acabó de pinchar música y se fue con otras personas a casa de uno de los presuntos agresores, situada en la localidad del Baix Camp, según ha avanzado el Diari de Tarragona.

En la vivienda el grupo estuvo comiendo y bebiendo. Tras mantener relaciones sexuales con una persona en un baño de la casa, la mujer intimó con uno de los imputados, J. V., con el que  se fue a una habitación. Al cabo de un rato, entró otro de los acusados, F. A. M. C., que cerró la puerta y bajo la persiana. Los tres se sentaron en la cama y conversaron "por un corto espacio". Posteriormente, los dos detenidos empezaron a besar y a acariciar a la joven, quien se sumió en un estado de shok "por la situación de carácter intimidatorio".

Angustia de la joven

Los investigados despojaron le despojaron de su ropa y "comenzaron a penetrarla". Después se unió el tercer arrestado, J. F. P. S, abusando también de la DJ. En un momento dado, según el auto de prisión al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, la muchacha, "angustiada",  pidió a sus acompañantes que parasen. Dos se fueron del dormitorio, pero el otro la agarró por el brazo y le impidió que se marchara.

Una amiga de la víctima acabó entrando en el dormitorio y vió a a la joven y a F. A. M desnudos en la cama. La mujer atacada pidió entonces auxilio a su amiga, quien consiguió que saliera de la cama "a pesar de la oposición del investigado". 

Luego fueron a denunciar ante los Mossos d’Esquadra y los tres acusados, tras declarar el día 27 en el juzgado de guardia, fueron enviados a la cárcel de Mas d'enric, siendo ratificada su prisión provisional y sin fianza este pasado lunes.

El juez sostiene que este "relato fáctico" se desprende de la declaración de la denunciante que ha resultado "seria, firme y coherente, con una versión unívoca e inequívoca", siendo, además, incriminatoria frente a los investitgados. Esta explicación de los hechos, insiste el magistrado, encuentra corroboración "periférica" en varias diligencias practicadas, como testificales y la declaració de los propios impitados, en especial de  J. V. Según el togado, todo ello permite acreditar que existió una "relación sexual de naturaleza grupal". La mujer, relata la resolución, se mostró depués del ataque "llorosa, abatida, atemorizada y en estado de shok". Los acusados declararon que las relaciones sexuales fueron consentidas.